Ir a Menú

Ir a Contenido

Semana de la Ciencia
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Dejan de servir alimentos a pacientes y médicos del Hospital Regional de Poza Rica

Desde el viernes, este servicio y el de lavandería se suspendieron por falta de pago a las empresas concesionadas

Lidia L?pez Poza Rica, Ver. 19/10/2016

alcalorpolitico.com

El Hospital Regional de Poza Rica reporta problemas económicos para la cobertura de servicios en alimentos, así como lavado de ropa de pacientes y médicos que utilizan en su estancia. Trasciende que esto obedece a un adeudo de la Secretaria de Salud en el estado de Veracruz, con las empresas que tienen la concesión de estos rubros.

Desde el pasado viernes, pacientes y médicos que realizan su residencia o que cubren dobles turnos, dejaron de recibir alimentos. Es un promedio diario de 3 comidas, para un estimado de más de 120 personas; son 30 médicos que realizan sus prácticas en el Hospital Regional de Poza Rica, egresados de la facultad de Medicina de la Universidad Veracruzana, más el personal de esta institución que lo amerita por cubrir turnos y los pacientes en 90 camas que son atendidos para su recuperación.

La empresa comercializadora y constructora GORA detuvo sus servicios para proporcionar dieta alimentaria, por falta de pago. Servicios cuya concesión la empresa obtuvo por medio de una licitación convocada por la Secretaria de Salud en la entidad.



Esto también ocurre con los servicios de lavandería, y aunque aún no se confirma si también la misma empresa es quien tiene los derechos, de igual manera han transcurrido seis días sin que se laven las batas de pacientes y de los médicos para que puedan realizar las cirugías, a fin de cumplir con las normas de sanidad.

Se conoce que las autoridades de este hospital ― que atiende a usuarios de más de 50 municipios de la zona norte de Veracruz, desde Pánuco hasta Martínez de la Torre ― han solicitado de carácter urgente a la dependencia estatal que resuelva esta crisis administrativa, ya que afecta a la población y la propia salud de pacientes, quienes son personas de escasos recursos y familiares han tenido que comprar alimentos en las afueras del nosocomio, lo que implica un gasto personal, especialmente por quienes ameritan dietas especiales.