Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Va Correo Electrnico

Derechohabiente del ISSSTE con COVID denuncia malos tratos en clínica de Xalapa

Expone que personal médico y administrativo da información distinta que retrasa atención

25/01/2022

alcalorpolitico.com

Buenos días:

Mi nombre es Alexis Iván Loaiza Romero, soy docente y tengo 29 años. Quiero narrar lo que me ha sucedido durante las últimas semanas con respecto a cómo maneja la situación de COVID el ISSSTE en Xalapa.

Asistí el 15 de enero de este año a la clínica de Urgencias ISSSTE para valoración, puesto que en casa tenía familiares con sospecha de COVID y una tía con prueba positiva; además, yo comenzaba con malestar general de cuerpo y conjuntivitis.



Después de unas horas fui atendido por el médico Axel López Peredo, quien amablemente me explicó cómo era el proceso que debía seguir, ya que, de acuerdo con mis antecedentes y malestares, era 99 por ciento seguro que estaba contagiado. Me explicó que debía hacerme la prueba de manera particular puesto que el ISSSTE Xalapa no realiza pruebas a sus derechohabientes, únicamente lo hacen en el ISSSTE Veracruz. Si salía positivo, debía regresar enseguida a Urgencias para que me dieran mi licencia médica.

Así lo hice. Por recomendación del mismo médico me realicé la prueba el lunes 17, en Salud Digna, la atención fue excelente y muy rápida. Recibí mi resultado vía WhatsApp y efectivamente, salí positivo.

Como me sentía realmente muy mal, fui a Urgencias por mi incapacidad hasta el miércoles 19. Saqué mi turno y después de 1 hora de espera, una enfermera me tomó los signos vitales y me preguntó el motivo de mi consulta, le dije que sólo iba por mi licencia médica, que ya llevaba mi prueba positiva tal y como se me había indicado. En ese momento, la médico en turno salió del consultorio y en un tono bastante grosero se dirigió hacia mí para decirme que las licencias médicas no se hacían ahí, que eso es en la clínica que está en la avenida Orizaba y que el trámite no era personal, que debía mandar a alguien que no estuviera contagiado a que lo realizara; que ahí en Urgencias únicamente se hacía una valorización, que es cuando uno va por primera vez, o revalorización, que es cuando la licencia médica expira pero el paciente aún tiene síntomas y necesita más días.



De inmediato pasé a la parte de enfrente del hospital, a la entrada principal, todo con la finalidad de que se me diera bien la información puesto que lo que ahora se me decía era contrario al proceso se me había indicado antes.

Fui atendido por el módulo de atención que está en la entrada. La señorita que estaba ahí muy amable y apenada me explicó que la galena estaba en lo correcto, que ahí sólo se hacía la revalorización. En ese momento salió su jefe y preguntó cuál era la situación y yo le expliqué, pidiéndole por favor que me orientara de manera correcta pues es una institución pública y seria, la cual debería dar información eficaz ya que quienes asistimos nos sentimos mal, unos peores que otros pero mal y que no era justo que nos trajeran de un lado para el otro.

Esa persona reafirmó lo dicho por la médico y la secretaria y agregó que para ser atendido debía llamar a un número que estaba pegado ahí, para agendar mi cita. Salí, di unos cuantos pasos, llamé, me tomaron mis datos y al final me dijeron que no, que para Xalapa no agendaban citas, que debía ir al módulo de la avenida Orizaba personalmente. Una incongruencia más.



Regresé a comunicarle al licenciado lo que se me dijo por teléfono y no me creyó, me dijo que si me parecía lógico que hiciera el trámite de manera personal, puesto que hacían esto con la finalidad de que nadie contagiado asistiera ahí para evitar contagios entre los médicos que allí atienden, por lo que marcó al número y después de varios intentos jamás le respondieron. Se disculpó y me dijo que mandara a alguien a la avenida Orizaba por mi licencia médica.

El jueves 20 le pedí el favor a un familiar que fuera por la licencia y así lo hizo. Regresó con ella, ésta abarcaba del lunes 17 al domingo 23 de enero y me dijo que le indicaron que en caso de que no mejorara debía acudir a Urgencias por una revalorización y hacer extensiva la incapacidad.

El lunes 24 yo seguía mal y asistí a Urgencias tal y como se me indicó. Llegué a las 16:00 horas y para las 16:25 horas fui atendido por un enfermero muy amable, quien me tomó los signos vitales y me preguntó el motivo de mi consulta. Le dije que iba por una revalorización puesto que aún tenía malestar general y mucha conjuntivitis, me dijo que era correcto lo que había hecho, ya que mis síntomas querían decir que el virus aún estaba en mi organismo así que debía esperar, que tardaría pero me atenderían y le dije que sí, que no tenía problema.



Alrededor de las 20:30 horas, la misma médico que el miércoles 19 se dirigió a mí de forma grosera para decirme que me fuera porque ahí no se hacían licencias médicas, salió a preguntar quiénes iban únicamente por su licencia médica para que se las hiciera. Una incongruencia más. Varios de los que estaban ahí iban únicamente a ese trámite y les dieron prioridad por encima de los que íbamos a revalorización.

Después, al pasar 1 hora más, nos acercamos a preguntar qué pasaría con nosotros y el enfermero que me tomó los signos vitales anteriormente salió a pasar lista y decirnos en qué orden pasaríamos a la revalorización, yo sería el octavo, por lo que calculé que estaría ahí otras 2 horas. Nos pidieron a todos ser pacientes.

A las 22:15 horas, un médico salió y nos pidió a los que íbamos a revalorización que nos acercáramos a él, enseguida nos explicó que las revalorizaciones no se hacían ahí, que eso es en la avenida Orizaba, que debíamos sacar cita previa e ir para allá, que ahí en Urgencias sólo hacen valoraciones y licencias médicas. Otra contradicción más.



Muy molestos, varios derechohabiente externamos nuestra inconformidad y nos dijo que si no estábamos de acuerdo que nos quejáramos pero que de verdad lo hiciéramos porque luego así le dicen y nada más no llega nada. Le explicamos que llevábamos ahí más de 6 horas porque esa indicación nos habían dado, a lo que él sólo se limitó a responder que esa indicación tenía él desde hacía semanas y que, a últimas, él era la primera vez que se ponía en contacto con nosotros, que le hiciéramos como quisiéramos.

A eso respondí que "ok", que al menos yo sí levantaría mi queja formalmente, así que le pedí me diera el nombre hacia quién debía dirigir mi oficio y me dijo que no sabía, le pedí su nombre y me dijo que es el médico Espejo, le dije que por favor me diera su nombre completo y me ignoró. Otro derechohabiente le pidió que por favor se identificara, que como servidor público debía hacerlo y lo ignoró también y se metió. Una persona se nos acercó y nos dijo que se llama Jorge.

Pasaron aproximadamente 8 minutos y fui llamado por una enfermera, pasé y me dijo que pasara con la médico. Al entrar me encontré con una galena que no había visto los días anteriores, ella me preguntó una vez más el motivo de mi consulta, se lo expliqué y me dijo que eso no se hacía ahí, que fuera a la avenida Orizaba. Le pedí por favor que al menos me revisara los ojos porque me siento mal y me dijo que no, que ella "no revisaba ojitos". Le pedí que por favor me recetara algo cuando menos y así también poder justificar mi día en mi trabajo y me dijo que no, que ella no hacía recetas. Le pedí que fuera tan amable me diera por escrito el motivo por el cual no me quería atender y me dijo que si me estaba atendiendo, que me estaba viendo y que eso era atenderme. Finalmente le pedí se identificara y me respondió: buenas noches.



Llamó a la vigilante y pidió me sacaran. La vigilante no fue grosera ni hizo uso de la fuerza, sólo me pidió me retirara por favor. Así lo hice.

Hoy es 25 de enero, me encuentro aún con COVID y conjuntivitis. Me han traído de un lado para otro y ayer de plano no me atendieron. Hasta donde sé, el que me vean sin que me revisen ni me receten no es una consulta.

Es por ello que hago un llamado a las autoridades competentes de poner orden en la organización del ISSSTE, pues que durante todo este proceso ha existido una cantidad enorme de incongruencias con la información. Asimismo, hay un trato inhumano por parte de los médicos aquí mencionados, quienes no se quisieron identificar, por lo que pido justicia para que se sancione a los involucrados. Yo en ningún momento pedí que me atendieran rápido o que me dieran una licencia de años, simplemente ejerzo mi derecho como trabajador de ser atendido. No es posible que pasen estas cosas, mi caso no es el único.