Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Estado de Veracruz

Derrumbe de tierra atrapó a 3 obreros, en San Andrés Tuxtla

- Excavaban zanja para introducción de drenaje; dos terminaron semienterrados

- Tras horas de labores, lograron sacar vivo a trabajador que quedó enterrado

Germn Mndez Rodrguez San Andrs Tuxtla, Ver. 18/12/2022

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Tres trabajadores que realizaban excavación de una zanja para la introducción de drenaje en San Andrés Tuxtla, quedaron atrapados tras un derrumbe ocasionado por el reblandecimiento de tierra y donde uno de ellos fue rescatado luego de más de tres horas, al quedar entre polines de madera y barro.

El incidente ocurrió este domingo, sobre la calle Ceiba, en la localidad de Tepancan, donde se reportó a los cuerpos de auxilio y de seguridad, sobre varias personas enterradas, tras el derrumbe de tierra en una zanja.

Al trasladarse socorristas de la Cruz Roja y Protección Civil, observaron que se trataba de tres trabajadores, de los cuales dos estaban semienterrados y otro completamente.



De inmediato con la ayuda de algunos vecinos, se logró rescatar a dos de ellos, los cuales dijeron llamarse Eduardo Temich Fiscal, de 32 años de edad y José Luis Velazco Málaga de 19 años, ambos con domicilio en la misma localidad.

Mientras tanto la otra persona que aún quedaba atrapada, responde al nombre de Isidro Fiscal Hernández, de 51 años de edad.

Durante varios minutos se voceó en la localidad, el apoyo de la gente para que ayudara durante el rescate, llevando consigo palas, pico, carretillas y otras herramientas.



Poco a poco decenas de personas se dieron cita en el lugar y luego de más de tres horas estuvieron apoyando a los rescatistas a sacar al trabajador, quien durante todo ese tiempo estuvo recibiendo oxígeno.

Luego del rescate fue traslado a la clínica del IMSS de San Andrés Tuxtla, donde su estado de salud se reporta como estable.

Es de mencionar que elementos de la Policía Municipal estuvieron coordinando desde la parte de arriba, ya que algunas personas se acercaban a la zanga y existía el temor que de un momento a otro se registrara otro derrumbe.