Ir a Menú

Ir a Contenido

No mas extorsion
Universidad Anahuac

Seccin: V?a Correo Electr?nico

Desarrollo de Xalapa destruyó el rico ejido en recursos naturales de El Sumidero

- Diversas especies desaparecieron con el humedal y la laguna de La Barrera
- Se han construido chozas en área restringida de CFE donde más tarde se convertirán en cinturones de miseria

29/01/2013

alcalorpolitico.com

El ejido “El Sumidero”, que fue dotado por Resolución Presidencial con 150 hectáreas para 32 beneficiados, inmerso en una zona de tierra fértil y poblado de un área boscosa, compuesta de especies endémicas, así como de manantiales hoy convertidos en caños de aguas negras y la “Laguna de la Barrera” que albergaba especies como mojarra, tortuga, pato canadiense y garzas, queda como recuerdo el área accidentada debido a que la empresa HOMEX de Sinaloa, extrajo el líquido para la construcción de más de 3000 viviendas, provocando el relleno de la mayor parte del área con escombro de la nivelación de suelo en la preparación un macro proyecto viviendístico.

El área ejidal en comento, prácticamente devorada por un desordenado crecimiento de la mancha urbana de la ciudad de Xalapa, registra en su polígono la existencia de las colonias: Jardines del Castillo o colonia de los Taxistas, Lomas del Sumidero, Las Jacarandas, Las Torres, La Ermita, Bosques del Sumidero, Convergencia, Los Encinos, Rotaria, Encantos del Sumidero, así como el fraccionamiento Santa Fe, que se encuentra asentado en 48 hectáreas donde del espeso bosque que existía, ahora se observan las planchas de concreto hidráulico.

Al estado crítico de cosas que se describen, es de agregar la proliferación de fraccionamientos indebidos que van creciendo cada día ante la indiferencia y el silencio cómplice de las autoridades competentes, dándose la construcción de chozas en el área de restricción de la Comisión Federal de Electricidad que a decir de los ejidatarios del lugar, esa empresa, hace caso omiso de las invasiones, debido a que por el área donde pasan las líneas de alta tensión, únicamente cubrió a los propietarios el concepto de daños y perjuicios y no así el costo de la tierra, provocando con su actitud omisa, la herencia a la ciudad del crecimiento enfermo, donde más tarde habrán de identificarse cinturones de miseria cuyos pobladores exigirán servicios públicos de diferente orden.

En “tierra de nadie”, se localiza un área que consta de aproximadamente 33, 000 metros cuadrados, poblada de árboles que en su mayoría rebasan los 70 años de edad. Se trata de un pulmón de los que aún perviven en la ciudad, gracias a la decisión del núcleo ejidal por conservarlo como patrimonio de todos. Sin embargo, a pesar de que esa zona de reserva ecológica cuenta con cercado perimetral a base de postes de concreto y alambre de púas, los recolectores de madera para la elaboración de garrochas que venden para tendederos de ropa, en escasos segundos, dejan sin vida a árboles emergentes de valor incalculable; otros, aprovechando el despoblado, colocan en los tallos substancias químicas que en pocos días dejan sin vida a árboles de cualquier edad o tamaño. A este ejercito de enemigos del entorno ecológico y de la vida misma, se suman los vendedores de leña, quienes provistos de hachas y herramienta necesarias, se dan a la tarea de la tala permanente, quedando impune su acción debido al cómplice silencio de gobernantes y gobernados. “La Marangola”, se ve también afectada por quienes negocian con el alambre que sirve de cercado al que sin escrúpulo alguno retiran, dejando al descubierto un espacio que es para los xalapeños una de las escasas fábricas de oxigeno de que disponemos.

La lucha sostenida por los ejidatarios por conservar el espacio arbolado ha sido de varios años, con inversión de recursos económicos propios, contando gestiones realizadas ante las dependencias competentes, pero que a la fecha no han concretado el resultado deseado, fue por ello que el pasado día 25 de enero de 2013, la asamblea ejidal en coordinación con integrantes del “Colectivo cum-plan Xalapa”, se pronunció por formalizar solicitud ante la Secretaría del Medio Ambiente para que la reserva ecológica que nos ocupa, se encuadre jurídicamente como “Área privada de Conservación”.

El diálogo sostenido con el Licenciado Ramón Reyes Viveros, subsecretario de Medio Ambiente, nos da la confianza de que la adopción de la medida que se está llevando a cabo, habrá de contribuir a la aplicación de recursos públicos para lograr un cercado del área a base de malla ciclón; para una vigilancia conjunta del pulmón natural. Para que éste, no continúe siendo estrangulado por el caserío originado por los vende lotes, pugnando por el repoblamiento de especies propias de la región y que el trabajo que se desarrolle contribuya como plan piloto para el rescate de espacios afines que permanecen en el abandono debido a que han carecido de importancia para quienes tenemos el deber de participar en una acción permanente a favor del medio ambiente. Me refiero a la sociedad de la que formamos parte y en la que debemos fortalecer la cultura por la vida, motivando a cada ciudadano a favor del Xalapa que es el hogar de nuestra familia.

Juan F. Marín Viveros
  • Ipax
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Ayuntamiento de Xalapa
  • No mas extorsion
  • Salon de usos multiples