Ir a Menú

Ir a Contenido

Semana de la Ciencia
Universidad Anahuac
Existe el proyecto de un gran Super Aurrera y adem?s el de un hospital

Desde hace 23 años los Fernández han cultivado el trámite para abrir un centro comercial en la Joyita

Atado de manos el Ayuntamiento no puede dar marcha atrás Si se niega incurriría en omisión y en incumplimiento de un deber legal Negociarán que la construcción no sea tan agresiva e impacte el medio ambiente

Ylia Ortiz Lizardi Xalapa, Ver. 27/03/2007

alcalorpolitico.com

Frente a la inconformidad, por un lado, de grupos ciudadanos y ecologistas que defienden la preservación del predio de La Joyita y por el otro, del derecho legítimo que tienen sus propietarios de vender este inmueble, el Ayuntamiento de Xalapa se encuentra atado de manos, porque no puede dar marcha atrás a la autorización de uso de suelo que les fue otorgada a los dueños desde 1984, renovada año con año para uso comercial y mixto.

De negarse, advierte el Director de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento local, José Torres Cházaro, se incurriría en el incumplimiento de un deber legal: “Nosotros, tenemos que cumplir conforme a derecho porque si no incurriríamos en una falta administrativa, incumpliríamos a nuestra función como autoridad”.

Explica que la autorización de uso de suelo del predio de La Joyita data de 1984 y se la otorgó el organismo encargado del Gobierno del Estado, pues entonces no tenía esa facultad la autoridad municipal.

Y esa anuencia, la familia Fernández, que es la propietaria del predio, agrega la ha venido renovando, año con año; de tal manera que la ha mantenido vigente, en tanto que las intenciones de usar el predio han variado de acuerdo a sus proyectos personales, pero siempre se ha mantenido ese permiso como de uso comercial o de uso mixto.

Adicionalmente, comenta, en el programa de ordenamiento de la zona conurbada, Xalapa-Coatepec-Bandetilla- Tlalnehuayocan- Emiliano Zapara, aparece ese predio con uso comercial, así está registrado desde 2002, un programa que el Cabildo y la Legislatura autorizaron en 2004.

Desde ese año y ahí, recalca el arquitecto, aparece el predio con uso comercial, “nosotros (la presente administración)” no hemos otorgado ningún cambio de uso de suelo, ya lo tenían.

Únicamente, aseguró, lo que la administración actual ha otorgado es el permiso para hacer una vialidad de penetración al interior que remata en una glorieta para dar vuelta; esa vialidad tiene la intención de que en un futuro, a mediano plazo, los propietarios puedan ir subdividiendo y vendiendo fracciones del predio;, fracciones que tendrán que sujetarse a las autorizaciones de densidad de construcción y de habitación.

También dijo que es falso, como han señalado autoridades estatales del Medio Ambiente, que el Ayuntamiento haya autorizado una unidad habitacional “y mucho menos como la de Las Fuentes, quiero aclarar esto, porque se genera una expectativa equivocada por parte de la población”.

Detalló que en el supuesto caso de que en una fracción de este predio se construya un edificio para equis uso, la Dirección a su cargo condicionará el equilibrio entre el área verde y el área a construir y entonces se puede mantener un espacio verde con un uso humano, dependiendo de que las áreas de estacionamiento que se generen nos sean en superficies, que sean en sótanos.

Precisó que la Joyita tiene 34 hectáreas de superficie, y el área que los propietarios vendieron a la empresa “Mexican Retail Properities” , (que se dedica a la adquisición de bienes para promoverlos entre diferentes empresas) se trata de una área ubicada en la esquina de este predio, que equivale al 10 por ciento del terreno, que son como 3 hectáreas y media.

En esta demarcación del predio se pretende la construcción de un centro comercial, donde la tienda ancla seria un Super Aurrera “y hay inclusive anteproyectos, pero no han sido autorizado porque aunque las tiendas ya tienen su escritura y el uso del predio es comercial, el Ayuntamiento está analizando cómo hacer para que este proyecto de construcción no sea agresivo en cuanto al porcentaje de construcción en relación con el área verde”.

Asimismo, señala Torres Cházaro, que el movimiento vehicular o la cantidad de vehículos que se registrará, pues tampoco impacte a las vialidades actuales o que se busque la manera de que se puedan mover los vehículos si mayor problema, porque finalmente, la deforestación del área y el aforo vehicular son los principales problemas que presenta el predio.

Pero, la cosa no para ahí, porque los propietarios vendieron otra fracción de terreno a una empresa hospitalaria de Querétaro de por lo menos 2 hectáreas, en la que se pretende la construcción de un hospital de especialidades, con un edificio de varios niveles y áreas de estacionamiento,

Aquí la exigencia, anotó también sería que los cajones de estacionamiento sean en varios niveles, de manera que no sea una plancha de concreto que afecte los mantos acuíferos, “entonces son la políticas que podríamos implementar y en donde tenemos un buen porcentaje de control de las condiciones naturales del predio

De ahí en fuera, aseveró, no hay otra venta realizada, porque tendrían que solicitarnos el traslado de dominio y el permiso de subdivisión, cosa que nadie ha hecho, ya que el Ayuntamiento no puede dar permisos arbitrariamente como se dieron en un principio y que de hecho fue motivo incluso de una sanción económica a los propietarios (la familia Fernández) porque hicieron esta subdivisión sin autorización de la Dirección de Desarrollo Urbano.

Concluyó que la única alternativa para preservar el predio es que se expropie, pero el Ayuntamiento no tiene la capacidad económica para hacerlo, “pues estamos hablando de millones de dólares” y en todo caso, el Gobierno del Estado podría hacerlo, e implementar un programa de conservación como en el Parque Natura pero habría que ver si también tiene los recursos y está dentro de sus prioridades.