Ir a Menú

Ir a Contenido

El Canje Seguro Conviene
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Detención de ex alcaldes, no se trata de revanchismo: Flavino Ríos

- El diputado dijo que el pueblo es quien aprueba o no, las acciones de los ediles

- Negó que el país esté cerca de un estallido social, pues aún hay tranquilidad política

Miryam Rodr?guez Hern?ndez Orizaba, Ver. 28/02/2011

alcalorpolitico.com

"Las acciones en contra de ex alcaldes no es un revanchismo político", aseveró el diputado local Flavino Ríos Alvarado, quien dijo “solamente que el que lo hace bien, que el pueblo le aplauda y a quien lo hace mal, que el pueblo lo señale”.

Y en el caso de los legisladores, acotó que tienen como deber fiscalizar el uso de los recursos, “lo estamos haciendo, pero esperamos que haya la voluntad política porque también se requiere para exigir a esos servidores públicos que rindan cuentas”.

Añadió que uno de los reclamos más fuertes de la población es la transparencia, pues mucho pagan los mexicanos en impuestos, pero en ocasiones no se sabe cuál es el destino de los recursos públicos “que el gobierno, federal, estatal y todas aquellas instituciones que usen dinero público realmente lo transparenten”.

En su reciente visita a esta ciudad, se le cuestionó sobre las declaraciones de Enrique Ramos, líder estatal de la CTM, sobre que los mexicanos no hacen nada a pesar de que el país no está pasando por su mejor momento, a lo dijo que lo que se tiene que hacer es exigir y reclamar los derechos que como ciudadanos se tienen.

“Escuela pública, mejor seguridad, salud empleo, vivienda y muchas cosas que están concentradas en la Constitución; por eso debemos dejar de ser apáticos y conformistas y tenemos aprender a exigir porque somos ciudadanos que cumplimos con nuestras obligaciones”.

– ¿Pero México está cerca de un estallido social, como se ha mencionado por diversos actores políticos?

– No lo creo. Es cierto que está el ejército y lo retenes, es cierto que no nos gusta eso pero no hay otra medida, creo que tenemos todavía tranquilidad política, hay una lucha entre la delincuencia organizada y el gobierno federal, pero socialmente todavía tenemos tranquilidad y esa debemos conservarla todos.