Ir a Menú

Ir a Contenido

Semana de la Ciencia
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Dictan formal prisión a 4 empleados de Tránsito acusados de falsificar licencias

El delito por el que se les encontró culpables es incumplimiento de deber legal

Iv?n Garc?a Veracruz, Ver. 16/02/2011

alcalorpolitico.com

La Juez Primera de Primera Instancia de la ciudad de Veracruz determinó el auto de formal prisión, en contra de los empleados de la Dirección de Tránsito y Transporte del Estado, asignados a la Delegación Regional del puerto de Veracruz,procesados como presuntos integrantes de una banda de falsificadores de licencias; el delito por el que se les encontró responsables fue: incumplimiento de un deber legal.

Esto consta en la causa penal 21/2011, radicado en el citado Juzgado. Se confirmó el auto de formal prisión en contra de Arturo Saldaña García, Antonio Ramón Álvarez Rodríguez, Victoria Muñoz Maldonado y Alejandro Ramírez Hernández.

Todos empleados de la Delegación Regional de Tránsito y Transporte del puerto de Veracruz, responsables por el delito de incumplimiento de un deber legal, en agravio de Hacienda del Estado de Veracruz. Quedaronlibres por el cargo de falsificación de documentos, pues no se pudo fundamentar este ilícito.

El delito de incumplimiento de un deber legal está considerado como grave, por lo que la juez Beatriz Rivera señaló que los detenidos no obtendrían la libertad caucional.

Beatriz Rivera, titular del Juzgado refirió que «con respeto a la falsificación de documentos se dictó un auto liberatorio, se dictó formal prisión en cuanto al incumplimiento de un deber legal. En contra de Arturo Saldaña García, Antonio Ramón Álvarez, Victoria Muñoz y Alejandro Martínez Hernández.

De ser encontrados

responsables, las penas por el delito de acuerdo al Código Penal y de Procedimientos Penales para el estado de Veracruz son de 3 a 10 años de cárcel.

Como fue informado de manera oportuna, el resto de los detenidos como presuntos integrantes de una banda de falsificadores quedaron libres. Sólo resultó inocente Camperillo Cancino, en contra de quien, además, había otro proceso penal como responsable por el fraude en la venta de concesiones de placas para el servicio de taxi.