Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Estado de Veracruz

Diócesis de Tuxpan, en formación permanente

Tiempo en Seminario no basta para garantizar adecuada formación de sacerdotes: Comisión Diocesana

Hiplito Moreno Tapia Tuxpan, Ver. 22/08/2023

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
A lo largo del año, los presbíteros de la Diócesis de Tuxpan, participan en reuniones de formación permanente, lo que corresponde a la programación presbiteral.

La Comisión Diocesana para la Pastoral de la Comunicación (CODIPAC) de la Diócesis de Diócesis de Tuxpan, que encabeza el obispo Roberto Madrigal Gallegos, dio a conocer que el VI Plan Diocesano de Pastoral (PDP) los impulsa a responder a los desafíos del tiempo actual como sacerdotes en camino de crecimiento.

La CODIPAC indicó que, aunque los sacerdotes pasaron ocho años o más para prepararse en el Seminario, ese tiempo no basta para garantizar una adecuada formación, ya que, a menudo, hay situaciones personales en las que cada uno de ellos debe trabajar, además de atender la propia personalidad y el ministerio que Dios les ha puesto bajo su responsabilidad.



“Se trata de que, como presbíteros, reavivemos el ministerio sacerdotal, para poder responder a los desafíos de la propia identidad sacerdotal. El sacerdote se configura con Jesús Buen Pastor, para servicio a los hermanos que le han sido encomendados.

“Ello requiere que el sacerdote se forme a la altura de los tiempos, para que su ministerio brille como entrega permanente al don que ha recibido.

“La formación permanente, para que sea auténtica, debe atender las dimensiones formativas de cada sacerdote. Formar lo humano, tan necesario en nuestros tiempos, para que el sacerdote sea una persona equilibrada en su actuar, crezca en las virtudes y sea hermano entre los hermanos”, agregó la Codipac en un comunicado.



Asimismo, recalcó que, en lo espiritual, cada sacerdote deberá cultivar su relación con Dios, sin descuidar los momentos de oración personal, la celebración de la Eucaristía y su confesión sacramental.

“En lo intelectual, será importante su estudio y lectura cotidiana, para que, formando un espíritu crítico, sea instrumento de diálogo con el hombre de hoy”.



Destacó que atender la dimensión pastoral es de esencial importancia, ya que es en la vida diaria, donde el presbítero da razón del cómo ha sido formado.

“Se solicita de él la caridad pastoral, que pueda tratar a las personas con las virtudes de Cristo. En su trato cotidiano es donde puede constatarse si el sacerdote está formado para el ministerio que debe ejercer entre los fieles.

“El VI PDP invita a los presbíteros de Tuxpan a profundizar en el don recibido del ministerio sacerdotal, y a un proceso gradual en la configuración con Cristo, Buen Pastor. Un sacerdote bien formado en todas sus dimensiones será un testimonio vivo de Jesucristo en medio de sus fieles”, concluye.