Ir a Menú

Ir a Contenido

El Canje Seguro Conviene
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Distribución alimentaria inadecuada en Veracruz alienta carencias: Banco de Alimentos

- María Antonia Navarro afirma que esta situación abonó al crecimiento de la pobreza del Estado en un 18% desde el 2010

- Es necesario apoyar de manera integral a los más necesitados, no sólo con comida, también con capacitación y educación

Raymundo Z??iga Ortiz Veracruz, Ver. 12/11/2015

alcalorpolitico.com

El crecimiento de la pobreza en un 18 por ciento del 2010 a la fecha en el estado de Veracruz de acuerdo a cifras del CONEVAL, es producto también de una falta de distribución adecuada de alimentos, manifestó la vicepresidenta del Banco de Alimentos en Veracruz, María Antonia Navarro.

"Siento que este es el problema real, la falta de alimentos es por mala distribución. Veracruz, a diferencia de otras partes del país, es un tierra muy rica en producción de productos".

El desperdicio de alimentos en Veracruz es grave, porque muchos de nosotros no sabemos qué es tener hambre. No sabemos qué es no tener ese problema todos los días, pero hoy en la calle vemos muchos niños con hambre y nunca se tiene la capacidad suficiente para poder ayudar a todos.



El trabajo que se realiza en la entidad, aunque no se hace de manera coordinada con todas las organizaciones sociales e instituciones para hacer llegar comida a familias de bajos ingresos como se realiza en el Banco de Alimentos, "es apenas un granito de arena en un mundo muy grande de necesidades".

Pero la ayuda debe ser integral, es decir que las personas también puedan recibir cursos o talleres para que puedan trabajar, por ejemplo en electricidad, plomería entre otros, cursos que se ofrecen en el CECATI además del IVEA; urge ayudar a estas personas con lo poco que sabemos.

Destacó que en esta conurbación se apoya a 6 mil 500 familias de bajos recursos, y otras quinientas se mantienen a la espera de este tipo de ayudas, consistentes en la entrega de paquetes de alimentos, muchos de los cuales son aportados por tiendas departamentales y algunos ciudadanos.