Ir a Menú

Ir a Contenido

Clases a distancia
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

Docentes no saben cómo afrontar violencia entre alumnos; es un error expulsarlos: Especialista

- El profesor debe convertirse en un apoyo para sacarlo del entorno de violencia
- Si a los estudiantes la única opción que se les da es expulsarlos, es muy alta la probabilidad de que caigan con delincuentes

Ariadna Lezama Palma Xalapa, Ver. 17/08/2018

alcalorpolitico.com

Hoy en día se viven escenarios de violencia en todos los aspectos y las escuelas no son la excepción, aseguró Rodolfo Cruz Vadillo, especialista educativo que reconoció que el problema es que los maestros no saben cómo afrontar ese tipo de situaciones.
 
Además de los contenidos académicos que se enseñan en las escuelas, consideró que se debe enseñar a los estudiantes la importancia de la convivencia escolar para hacer frente y abatir la violencia desde esos espacios.
 
Previo a la conferencia “Educación Inclusiva, Perspectiva y Posibilidades frente a la Violencia Escolar 2018”, organizada por la Universidad Pedagógica Veracruzana, dijo que en los espacios educativos se ha dado una respuesta equivocada en torno a la violencia y que la primera solución que se implementa ante un acto de violencia es suspender o expulsar al estudiante infractor, en lugar de que el maestro se convierta en su apoyo para sacarlo de ese cotexto nocivo.
 
“Antes que todo, tiene que ver con la sensibilización y comprensión de lo fenómenos que viven los profesores, una vez que cambian el paradigma de que el problema está en el otro, el docente es capaz, por sí mismo, de construir una visión más clara”.
 
Insistió en que si a los estudiantes sólo se les expulsa es muy probable que se refugie en la delincuencia que, contrario a las escuelas, los recibe con los brazos abiertos.
 
“Cuando uno se acerca a sus historias de vida, se da cuenta de que la única 'ayuda' recibida han sido los golpes ¿y qué hace el profesor?, pues lo castiga y lo expulsa; seguimos reproduciendo los mismos mecanismos de afuera, pero cuando el chico se va expulsado no se va con las Carmelitas Descalzas, sino con el crimen organizado”.
 
Señaló que es necesario que los docentes conozcan los intereses, problemáticas y casos de éxito donde el estudiante sienta que es importante para alguien y para sí mismo, cómo a través del diálogo pudo cambiar el rumbo de su vida, pues tuvo unas manos que lo sostuvieron y acabaron con su escenario de violencia.
 
“Lo que es evidente para el profesorado han sido los síntomas de violencia y son los que atacan, pero no van a las causas y es desde el espacio escolar y de la educación inclusiva donde se tiene una propuesta para encarar ese flagelo”, finalizó.
  • Clases a distancia
  • Ipax
  • Salon de usos multiples
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado