Ir a Menú

Ir a Contenido

Prevención de la violencia de género
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Revela Hacienda

Duartismo espía: En Veracruz, Gobierno contrató empresas vinculadas a Pegasus

Administración de Javier Duarte invirtió millones en empresas relacionadas con el software de espionaje

Jos Topete Xalapa, Ver. 21/07/2021

alcalorpolitico.com

El titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Santiago Nieto Castillo, informó durante la administración de Javier Duarte, el Gobierno de Veracruz contrató a empresas vinculadas con el programa espía Pegasus.

Cabe señalar que el malware espía israelí fue utilizado en labores de inteligencia y espionaje telefónico a políticos y comunicadores durante las administraciones de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

De acuerdo con Santiago Nieto, en 2014 Veracruz contrató a Comercializadora de Soluciones Integrales Mecale SA de C.V. por 7 millones 626 mil 806.92 pesos.

“Estamos hablando de contratos desarrollados entre los años 2012 a 2018; en todas las empresas vinculadas con este grupo particularmente con la Procuraduría General de la República, pero también un órgano administrativo desconcentrado de prevención y Gobiernos estatales, incluyendo los gobiernos del Estado de Veracruz en la época de Javier Duarte y del Gobierno del Estado de México”, indicó el funcionario federal.

El funcionario adelantó que, ante distintas irregularidades detectadas, la UIF presentará la información a la Fiscalía General de la República (FGR) y se dará vista al Servicio de Administración Tributaria (SAT)

De acuerdo con las gráficas presentadas, Grupo Tech Bull SA de CV es una empresa con características de fachada, constituida por Balam Seguridad Privada SA de CV, con quien transacciona financieramente.

Al respecto, dijo que obtuvo un contrato con la extinta PGR por la venta de un software de espionaje denominado Pegasus, desarrollado por la empresa israelí NSO Group por un monto de 32 millones de dólares, con el que se vigiló a periodistas y activistas.

Explicó que Pegasus fue comprado al grupo Tech Bull en 2014 por Tomás Zerón de Lucio, entonces director en jefe de la Agencia de Investigación Criminal de la entonces Procuraduría General de la República (PGR).

El titular de la UIF añadió que supuestamente para adquirir equipo, estas empresas habrían realizado contratos para adquirir equipos que se pagaron en otros países, como Israel, Italia y Estados Unidos, en los que se registraron sobrecostos

Las empresas involucradas, además de Grupo Balam y Grupo Tech Bull, fueron Proyectos y Diseños VME; Grupo Comercial Vicra, KBH Track SA de CV, Coordinadora de Imagen y Servicios Estratégicos.

Además, Artículos Textiles y Equipo y Accesorios MV; Constructora del Centro y del Bajío y Comercializadora de Soluciones Integrales Mecale, la cual dio servicios en Veracruz.

“Es importante señalar que las contrataciones concluyen el 31 de diciembre de 2018 y que durante la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador estas empresas no han sido contratadas por el Gobierno federal”, acotó el funcionario en la conferencia matutina de este miércoles.

Detalló que, en total, durante las administraciones federales de Calderón y Peña Nieto se realizaron depósitos por 5 mil 914 millones 444 mil 850.34 pesos, así como depósitos por 7 millones 96 mil 882.15 dólares.

En cuanto a los retiros, en moneda nacional fueron por 2 mil 889 millones 255 mil 953.43 pesos; en dólares por 40 millones 824 mil 693.42 y retiros en euros por 58 mil 15 euros entre 2012 y 2018.

Reiteró que Grupo Tech Bull empezó a recibir fuertes montos de recursos provenientes de cuentas concentradoras del Gobierno Federal a partir de empresas reconocidas en el ramo de Seguridad.

Expuso que también se tiene información de que se realizaron compras de equipo a Eorenautics LTD, Aerosentinel LTD, ambas empresas reconocidas por la fabricación y Vision Map, empresa proveedora de tecnología de geolocalización.

“Se identificaron operaciones incongruentes, ya que los montos que recibe de las cuentas concentradoras del gobierno federal son muy superiores a los costos de los productos que adquiere de las mencionadas empresas italianas e israelís, ya que los montos que envía son mucho menores que los recibidos, lo cual supone que empresa fue utilizada como intermediaria para adquirir las citadas tecnologías y venderlas a sobreprecio al gobierno federal”, señala una de las gráficas presentadas por el titular de la UIF.