Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

El 23 de abril Eduardo Cervantes será ordenado nuevo Obispo de la Diócesis de Orizaba

Dijo que este evento lo está esperando con profundo agradecimiento a Dios y que lo hace tener paz y calma en el trabajo que vendrá

Miryam Rodr?guez Hern?ndez Orizaba, Ver. 11/04/2015

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
“Mi parte humana se emociona que pronto estará recibiendo el sacramento de la ordenación episcopal y tomando posesión de la responsabilidad ya con la formalidad… claro que se mueve la emoción”, expresó el obispo electo de la diócesis de Orizaba, Eduardo Cervantes Merino, esto al referirse a su llegada el próximo 23 de abril a Orizaba.

Entrevistado en referencia a su arribo a esta ciudad en donde será ordenado como Obispo, dijo que este evento lo está esperando con profundo agradecimiento a Dios y que le hace tener paz y calma en el trabajo que vendrá y que se le ha conferido.

“Pero también la otra parte, reforzar la confianza en Dios para que se haga esto según el proyecto conforme a la voluntad de Dios, es discernir lo que el Espíritu Santo nos pide para la Diócesis de Orizaba”.

Añadió que no le gusta hablar antes de tiempo porque no podría definir cuál es la realidad social de esta zona, y es que apuntó que bien no ha recorrido la región para así saber cuáles son las necesidades.

Lo cierto -expresó- es que todos necesitan encontrar los caminos de una evangelización integral “que nos ponga en movimiento y llevar a las realidades sociales el amor de Jesús, la alegría de vivir y los valores del reino”.

Acentuó que aun y cuando no ha estado por mucho tiempo en la región que le compete a la diócesis, es evidente la belleza natural de estos sitios, así como el amor que la gente tiene hacia las cosas de Dios y son muy generosos.

El próximo 23 de abril será ordenado como nuevo Obispo de la Diócesis de Orizaba y tercero desde que ésta fue creada como tal. El primero fue el ahora arzobispo Hipólito Reyes Larios, después Don Marcelino Hernández Rodríguez y ahora lo será Monseñor Eduardo Cervantes.