Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Estado de Veracruz

El cambio de veda del río La Antigua no será de un día para otro: Manuel Esparza

Refirió el Delegado de CONAGUA que el del río Papaloapan tardó entre 8 y 12 años

?ngeles Gonz?lez Ceballos Xalapa, Ver. 21/06/2011

alcalorpolitico.com

El gerente de la región Golfo Centro de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) Víctor Manuel Esparza Pérez, puntualizó que el cambio de veda del río Los Pescados, que forma parte de la cuenca del río La Antigua, no será de un día para otro.

Entrevistado durante la celebración del Encuentro Estatal de Delegaciones Federales, indicó que la eliminación de veda lleva un largo proceso, de tal suerte que no se puede decir que se está autorizando construir presas sobre dicha afluente.

Refirió que para la derogación de la veda del río Papaloapan -que se dio a inicios del sexenio pasado-, pasaron entre ocho y 12 años para que se llevara a cabo.
“Es más o menos el tiempo razonable para que este tipo de ordenamiento pudiera tener un tiempo de cambio”, explicó.

Cuestionado si para Los Pescados sería un tiempo similar, dijo no saber dado que no estuvo como funcionario para el caso del Papaloapan, pero sostuvo que la postura de la CONAGUA no es promover o no promover la construcción de las presas ya sean públicas o privadas.

Indicó que lo que se presentó ante el Consejo de Cuenca hace algunas semanas fue un estudio técnico derivado de una solicitud del gobierno del estado para modificar la veda.

Asimismo, detalló que lo que se hizo fue un dictamen técnico para calcular la disponibilidad de los volúmenes que en promedio escurren durante todo un año por esa cuenca, de tal suerte que el resultado arroja que es factible poder disponer de volúmenes de agua adicional y en todo caso hacer un uso no consuntivo.

El funcionario federal recalcó que la CONAGUA no tiene ninguna posición de promover o “despromover” cualquier construcción ya sea de presa para generar energía eléctrica o para recaudar el agua para usos agrícola o cualquier otra estructura de control.

Aclaró que para pasar del nivel de estudios técnicos en el que se encuentra en este momento,a la autorización de una estructura de control para cualquier uso, se requieren muchos estudios adicionales que no sólo tienen que ver con la disponibilidad del agua, sino con un manifiesto de impacto ambiental, una de no afectación a terceros, incluso tiene que pasar por el escrutinio público, social de los usuarios y vecinos de la cuenca.

“Yo les he dicho a las personas que se manifiestan libremente, que dentro de los análisis que se tienen que hacer, no sólo cuentan lo técnico, sino lo social y la afectación a terceros. Si no se cumplen todos los procedimientos, ni todos los estudios y disposiciones que para este fin se tendrían que hacer, evidentemente ya estaríamos muy lejos de anunciar la construcción inmediata de una estructura de control”, destacó.

Resaltó que a nivel nacional hay esfuerzos para producir energía limpia y renovable a través de volúmenes de agua, lo cual obedece a la modificación de leyes y decretos, lo que detonó que muchas instancias públicas o privadas, quieran hacer este tipo de esfuerzos.