Ir a Menú

Ir a Contenido

Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

El perredismo o cambia de fondo o desaparece, advierte Manuel Bernal

Quien piense que el Partido se encuentra en buenas condiciones se engaña a sí mismo, a ciudadanos y a militantes

De la Redaccin Xalapa, Ver. 24/07/2018

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
En el perredismo debemos reaccionar ante los hechos, existe una crisis del mayor calado, que nos pone en la encrucijada final; o se cambia de fondo, se modifican comportamientos y se establece una real ruta de recomposición de posiciones, argumentos y ejercicios o desapareceremos, advirtió Manuel Bernal Rivera.

“No hay más, las estructuras de nuestro partido el PRD, no pueden continuar reproduciendo los mecanismos que sin duda dieron pauta a las condiciones actuales, el posicionamiento de capacidades para diagnosticar las condiciones sociales y actuar en consecuencia, el inescrupuloso comportamiento de una militancia partidaria que pierde asidero ideológico y se asume pragmática, burocrática y funcional a intereses facciosos que pierde representación social y nos mostramos incapaces e ineficientes”, reconoció el perredista.

Para Bernal Rivera, en Veracruz, como el país, se tendrá la oportunidad de establecer una discusión real respecto del futuro perredista, pero deberán conformarse los nuevos comités directivos en todos los niveles, nuevos consejeros y delegados tendrán que surgir y establecer debates serios, profundos, respecto del quehacer ante la crisis.



“Lo esencial será, reconocernos en la pérdida de una de las fortalezas del perredismo, era que fue minada por el pragmatismo como lo era la capacidad deliberativa que significaba la discusión de los programas y propuestas de cara a los problemas sociales, de establecer líneas de comportamiento frente a las obligaciones y responsabilidades partidarias. Hoy más que nunca se debe de tener presente que sin un amplio debate, poco o nada se podrá realizar respecto de la transformación que nos es urgente”, refirió.

Fue claro al destacar que el PRD de Veracruz, no puede obviar los liderazgos existentes, los pesos de las representaciones locales y regionales, sin embargo, eso no significa en ninguna circunstancia que se pueda seguir planteando acuerdos cupulares que cierren espacio a los debates que den oportunidad a la reflexión y a la construcción de un camino que abra perspectivas para superar nuestra indudable fragilidad.

“Quienes piensen que el Perredismo veracruzano se encuentra en buenas condiciones no sólo se engaña, sino que miente a ciudadanos y militantes que pese a todo aun confían en nuestro instituto político”.



La obligación para rescatar y reformar al PRD es una tarea colectiva, amplia, de participación consiente, sensible y capaz de recomponer errores y dar la oportunidad de romper con el destino que muchos ya nos imponen sobre la extinción. El reto no es menor, esperemos estar a la altura de las circunstancias.

“En el PRD debemos ser congruentes con nuestro origen, ser un partido de izquierda democrático, libertario, que se asuma en el compromiso de luchar por los derechos y libertades, que proponga salidas a los problemas de injusticia, de pobreza e inseguridad, que combata la corrupción, las arbitrariedades y la impunidad”.

Destacó que por muchos años el PRD ha sido un partido en la oposición, ahora ante el surgimiento de una fuerza que desde el discurso populista y caudillesco se planta como fuerza hegemónica; la responsabilidad del perredismo como partido de izquierda democrática se hace mayor, reclamar y estar atentos a no permitir el autoritarismo y la cancelación de las libertades, la consolidación de aspiraciones, iluministas y de verdad absoluta, deberá ser causa fundamental de nuestro activismo.



“Alentar la participación ciudadana, ser actores vigilantes que señalen y aseguren buenos ejercicios públicos con tareas mínimas para asumirnos como parte de una sociedad que deberá ser crítica y propositiva; realizar las alianzas con la sociedad civil, con sus luchas y reivindicaciones deberá ser también tarea central. Por otra parte, cualquier otra alianza deberá jugar su papel sobre las de las coincidencias por un México y un Veracruz mejor”, concluyó.