Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Elección del PAN para el Senado fue tan sucia que es casi imposible darla por válida

- Aparecieron en las urnas miles de boletas que triplican o cuadruplican el padrón de quienes tenían derecho a voto

- El acta final firmada también por representantes de los precandidatos, abunda en las irregularidades

- En casilla de Alvarado con padrón de 175 miembros, “votaron” mil 648; en Álamo, de 119, aparecieron 418 boletas

Javier Salas Hern?ndez Xalapa, Ver. 08/03/2012

alcalorpolitico.com

El proceso interno en Veracruz del Partido Acción Naciona (PAN)-efectuado el pasado 19 de febrero- para la elección de sus candidatos al Senado de la República, estuvo plagado de irregularidades, inconsistencias y prácticas ilegales que no permitieron a la Comisión Estatal Electoral (CEE)considerar como válida la declaración de resultados de la jornada electoral que daban el triunfo de la primera fórmula a Fernando Yunes Márquez y a Julen Rementería del Puerto, en la segunda.

Al paso de los días, se ha venido profundizando en las cifras del fraude interno en el PAN que son de verdadero escándalo y hacen casi imposible validar el proceso en el que resultó desproporcionadamente ganador Fernando Yunes Márquez; por ejemplo, en Álamo-Temapache, el padrón de militantes es de 119 miembros con derecho a votar y el acta consignó 418 votos en la urna; en Alto Lucero el padrón es de 70 miembros y aparecieron 800 votos; en Ángel

R. Cabada, hay un padrón de 86 miembros activos y en el acta se asentaron 592 sufragios; en la casilla 8 A de Alvarado hay 175 miembros activos y “votaron” 1,648.

El acta del cómputo final de votos e irregularidades, firmada por todos los miembros de la CEE que preside Gonzalo Herrera Barreda, los 4 comisionados y representantes de cada uno de los cuatro aspirantes a la candidatura al Senado, consigna también que en Córdoba hay 416 miembros y el acta consigna 2 mil 419 votos; en Coatepec, hay 302 panistas con derecho y votaron 806.

En el expediente SE/11/25/02/2012 emitido por la referida comisión, se advierte que durante la jornada del domingo 19 de febrero ocurrieron cuestiones que han salido del ámbito de control de la CEEy que generan incertidumbre sobre los resultados consignados en las actas.

Como por ejemplo número de votos mayor al padrón de miembros activos, sustitución indebida de funcionarios de casillas, uso de boletas electorales no avaladas por la autoridad electoral panista, actas de escrutinio sin las firmas de los representantes y funcionarios de casilla, conatos de violencia en algunas casillas y coacción al voto.

Así como alteración de paquetes electorales, votación atípica al no coincidir los votos con el número de militantes activos con derecho a votar, fotocopias de boletas marcadas a favor de Fernando Yunes Márquez, compra de votos y acarreo de votantes y desaparición de boletas electorales.

Tan solo en Tantoyuca, la CEE validó la existencia de actas sin datos, votación atípica, sustitución de funcionarios y boletas electorales no autorizadas por las instancias partidistas, sino las que presentó el precandidato Fernando Yunes Márquez, con la objeción de los demás representantes.

Ahí no se permitió la presencia de personal adscrito a la Comisión Estatal Electoral para verificar el correcto desempeño de los trabajos encomendados a los funcionarios de casilla debidamente autorizados por la autoridad electoral.

También se advierte en el expediente que en días previos a la jornada electoral se pudo percatar, a través de las redes sociales y medios de comunicación con portales de Internet, de la existencia de ejemplares de boletas electorales que estuvieron circulando.

Lo que válidamente hace presuponer que los resultados presentados en diversas mesas directivas de centros de votación, por la atipicidad con que se presenta el número de votantes tan alto y en tan poco tiempo, genera incertidumbre sobre la verdadera vocación democrática que pudieron estar desarrollando algunos miembros del partidos.

Además, la campaña negra desarrollada por los precandidatos o sus seguidores, a través de la red de Internet durante los denominados "días de reflexión", en los que se prohíbe desarrollar actos de precampaña, fueron un elemento que a juicio de la Comisión, hicieron nugatorio el derecho de la militancia panista para proceder al análisis y reflexión de las propuestas presentadas por los precandidatos para estar en aptitud de elegir la opción que mejor se ajustara a los principios y programas de Acción Nacional.

Por ello, el expediente fue turnado a la Comisión Nacional Electoral, no sin antes advertir sobre las conductas que se consideran contrarias a la normativa estatutaria y reglamentaria de Acción Nacional.

“A efecto de que en la emisión del acto de declaración de validez de la elección, se cuente con los elementos idóneos y la verdad histórica de los hechos, que permitan a la autoridad partidista, validar o no una elección con base a los principios democráticos de elecciones libres, auténticas y periódicas”.

Entre las irregularidades detectadas durante el desarrollo de la jornada electoral panista destacan las siguientes:

En Álamo-Tempache, el padrón de militantes es de 119 miembros con derecho a votar y el acta consignó 418 votos; en Alto Lucero el padrón es de 70 miembros y aparecieron 800 votos; en Ángel R. Cabada, hay un padrón de 86 miembros activos y en el acta se asentaron 592 sufragios.

En Chalma hay 32 panistas y “votaron” 492; en Chicontepec el padrón es de 81 militantes y aparecieron 524 votos; en Córdoba hay 416 miembros y el acta consigna 2 mil 419 votos; en Coatepec, hay 302 panistas y votaron 806.

En Alto Lucero, Alvarado, Ángel R Cabada, Chalma, Chicontepec, Córdoba y Cosamalopan, sólo se permitió la votación de miembros activos y no de adherentes.

Cabe resaltar que la Comisión Nacional Electoral del PAN podría emitir su resolutivo en un plazo no mayor a 10 días hábiles.