Ir a Menú

Ir a Contenido

Semana de la Ciencia
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Empresarios de la alcoholera ocultaron cuerpos de las víctimas de la explosión

- Fotografías tomadas por socorristas ya circulan en redes sociales; fueron al menos 6 muertos

- Amenazan a los familiares con que si hablan, no les pagarán la indemnización

Santiago Ch?vez Orizaba, Ver. 05/04/2011

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Hasta el momento nipersonal de la Procuraduría General de Justicia del Estado ni los dueños de la destiladora El Valle, han dado la cifra oficial de muertos en la explosión del pasado sábado, mientras las fotos de los muertos ya se exhiben en Facebook y twitter.

Antes de ocultar la evidencia, personal de la Procuraduría y personal de la empresa, los primeros rescatistas tomaron la evidencia con sus teléfonos celulares para después subirlas a las distintas redes sociales.

En una de las fotos se muestran dos cuerpos tapados con una cobija similar a la del muerto que quedó en la entrada de la destiladora, personal funerario y de la Procuraduría buscaba más cuerpos dentro de las bodegas ubicadas metros adelante de donde ocurrió la explosión.

De acuerdo a algunas fuentes, los cadáveres de los muertos fueron sacados por la parte trasera de la alcoholera minutos antes de que arribaran los demás cuerpos de auxilio.

Fue a la altura de unas bodegas techadas con lámina cóncava, que se encuentran como a 200 metros de donde se generó la explosión, donde colocaron los cuerpos; ya estaban en camillas y amarrados con cuerdas, por lo que se presumen fueron rescatados.

Hasta el momento, sólo el cuerpo del Técnico Químico Industrial Marcel Rico Cruz, ha sido identificado por su esposa Aidé Borbonio Rosas, originarios de la cumbre de Tuxpango en el municipio de Ixtaczoquitlán.

Hasta el momento, la PGJ y personal de la destiladora El Valle mienten al decir que fue un solo muerto el encontrado en la explosión del pasado sábado.

Así también se conoció que las familias de los fallecidos se encuentran amenazadas por los dueños de la empresa, advirtiéndoles que no pagarán la indemnización de los trabajadores fallecidos si dan a conocer el número de muertos que, se presume, son seis.