Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Estado de Veracruz

Empresarios exigen se destine una parte del Fideicomiso a obra pública

Si del 3% te dicen que el 2% va a ser para pagos, ese uno restante que se dedique a obra social: Fentanes Hernández

Jos? Topete Xalapa, Ver. 21/02/2016

alcalorpolitico.com

El encargado del Comité Técnico del Fideicomiso del 3 por ciento a la Nómina, Rafael Fentanes Hernández, aseguró que el sector empresarial se opondrá a la desaparición del actual fideicomiso si el próximo que se implemente no destina una parte importante de lo recaudado para construir obra pública.

Reconoció que el titular de la Secretaría de Finanzas y Planeación, Antonio Gómez Pelegrín, propuso a los empresarios quitar el fideicomiso para formar otro, modificando sus reglas de operación tras el incremento de este impuesto del 2 al 3 por ciento que el Congreso del Estado aprobó a principios de octubre de 2015.

Sin embargo, Fentanes Hernández sostuvo que buscarán que con la renovación al menos se destine una tercera parte de lo recaudado, cerca de mil millones de pesos, para mejorar la infraestructura pública.



“La última vez que platiqué con el Secretario me comentaba precisamente que planean finiquitar el fideicomiso, una vez habiendo pagado todos los pasivos que tienen con proveedores y contratistas”, refirió.

Explicó que Gómez Pelegrín propuso crear, con la misma estructura de un comité técnico que decida en dónde se hace la inversión y cuándo es el mejor momento para invertir en una obra, otro fideicomiso ahora del 3 por ciento a la nómina.

“Insisto que bajo el mismo esquema del fideicomiso, porque son las palabras del secretario, nada más que las nuevas reglas implicarían ahora la autorización del pago de pasivos y de inversión en obra pública”, apuntó.



Cabe recordar que tras la reestructuración de la deuda pública heredada, también aprobada por el Congreso del Estado a finales de octubre del año pasado, el Impuesto sobre Erogaciones por Remuneraciones al Trabajo Personal, o impuesto del 3 por ciento a la nómina, se autorizó como fuente de pago de un crédito para el gobierno por 15 mil millones de pesos.

De esta manera, reiteró, los empresarios exigirán que se destinen dos terceras partes de lo recaudado con el gravamen, que para este 2016 podrían ser 2 mil 800 millones de pesos, en el pago de pasivos y los recursos restantes para construir obra pública.

“Las reglas tienen que ser claras, si del 3 por ciento te dicen que el 2 por ciento va a ser para pagos, ese uno por ciento restante que sería como de mil millones de pesos al año, se dedique a obra social, que genera riqueza y bienestar”, subrayó Fentanes Hernández.



Dijo que el Gobierno del Estado tiene que recuperar ese círculo virtuoso, que desde hace más de 3 años se perdió, en donde el impuesto sirva para su fin original, que es realizar obras públicas en beneficio de la población y del sector empresarial.

“Hasta ahora todo esto es una posibilidad (…), pero vamos a insistir en que el fideicomiso no puede desaparecer, fue una de las condiciones cuando se creó en la administración de Miguel Alemán, que los empresarios participásemos en la toma de decisiones de ese impuesto que es cubierto por nosotros”, agregó.