Ir a Menú

Ir a Contenido

Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Empresas de transporte no garantizan protección para mujeres, advierten

La sexóloga Rossy Acuña Rendón señaló que las usuarias deben exigir calidad en el servicio

Lidia Lpez Poza Rica, Ver. 26/08/2018

alcalorpolitico.com

En el transporte a destinos foráneos, al menos en el de segunda clase, las mujeres a menudo son hostigadas; afirmó la especialista en sexología, Rossy Acuña Rendón, quien advirtió la necesidad de informar y organizar a las féminas para exigir calidad del servicio.

Dijo que hasta el momento ha atendido con un grupo de ayuda de mujeres a usuarios del servicio de transporte, ha coincidido que ocurrió en viajes de larga distancia y donde los representantes de las empresas transportistas desestiman o evaden la situación.

Citó el caso de la empresa Omnibus de México, en el que una pasajera con destino a Querétaro ascendió a la unidad que le correspondía, tomó su asiento y le asignaron como compañero de viaje a un sujeto alcoholizado, que viajaba con tres amigos más.



La mujer se acercó al conductor y le pidió que tomara medidas, él se negó y aseguró que no podría hacer nada contra él y que si quería mejor que se bajara, cuando ya había transcurrido una hora de viaje, desde que abordó la unidad en Poza Rica.

Cuando llegaron a la terminal más próxima, la joven se quejó con el personal y le advirtieron que era su culpa subirse al autobús y aceptar viajar en esas condiciones. De inmediato, la pasajera le llamó al grupo de apoyo de mujeres y se atendió el llamado a la empresa para que hiciera lo correcto, en la siguiente terminal se le cambió de asiento, ahora junto a otra jovencita; aunque a la persona ebria nunca se le bajó de la unidad.

“Afortunadamente, la joven llegó bien pero porque tejimos una red para ayudarla. Tenemos que trabajar todos los días, no sólo entre nosotras, sino también apoyando a los hombres y coordinándonos con ellos”.



También destacó que se deben fortalecer los grupos de apoyo para que puedan crecer en número de integrantes, para así proporcionar el apoyo a quien lo necesite ante posibles agresiones.