Ir a Menú

Ir a Contenido

Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

En Alvarado, nuevamente buscan cocinar el arroz a la tumbada más grande del mundo

- En esta edición buscan batir el récord Guinness cocinando 10 toneladas del platillo

- Tradición inició en 1995 y cinco años después lograron su primer récord preparando 6 toneladas

Wilber Vzquez / Max Hernndez Alvarado Ver. 29/05/2022

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos


En Alvarado celebran 22 años desde la primera vez que se ingresó al récord Guinness el arroz a la tumbada más grande del mundo, hoy y desde entonces, con la fiesta de la cruces de mayo se festeja.

Después de dos años de pandemia por COVID-19, más de 200 alvaradeños se organizaron para la preparación del Arroz a la Tumbada más grande del mundo, que en su edición 2022 buscan batir el récord con 10 toneladas del platillo.

Fue en 1995 que se impulsó la actividad con el esfuerzo de un grupo de restauranteros, comerciante y pescadores, quienes donaron la materia prima, así como el arduo trabajo de elaboración. Este 2022 es la vigésima sexta vez que se realiza.



A decir de María Luisa Almeida, pionera de esta celebración, la primera vez que se hizo, lograron cocinar 6 toneladas del guiso y desde ahí se realiza año con año.

Por su parte, Daniel Cruz, director de Cultura del municipio, dijo que se ha logrado una tradición , que desde su creación, lo han emparejado con las fiestas de la Cruz de Mayo para ensalzar y hacer más atractivo las festividades religiosas.

La preparación del arroz a la tumbada inicia desde temprano, algunos de los participantes de este evento se levantan desde las 6:00 de la mañana para comenzar con lo preparativos, que incluye el picado de los ingredientes base, es decir, tomate, cebolla y chile serrano, misma que se cocina previo a la llegada de la paila, destino final del platillo típico.



Es la llegada de la paila otro gran acto dentro del evento, pues cada equipo de cocineros designan a una persona, misma que se encargará de llevar la paila en cargando por encima de su cabeza al tiempo que baila, este “baile de la paila” es acompañado de los aplausos y gritos de los visitantes y locales, aunque sí el pailero no baila, estos reciben abucheos.

Una vez colocada la paila en cada stand, los cocineros bailan a su alrededor, esto como parte de un ritual previo a freír el arroz y colocar los demás ingredientes, todos cocinados a la leña, para pasar entre una hora y una hora y cuarto en el fuego .



Daniel Cruz recuerda orgullosamente haber sido incursionista en preparar el primer arroz a la tumbada que ingresó en el récord Guinness, agradeció que después de la pandemia pueda regresar esta actividad que vine a reactivar la economía del municipio.

“Se logra meter al récord Guinness, en ese entonces cocinado cerca de dos mil cuatrocientos y tanto de arroz a la tumbada ya guisados. Posteriormente se hace una fiesta conjunta con las fiestas de las cruces de mayo (…). Hoy tenemos para guisar 20 pailas de arroz a la tumbada para la gente”, dijo el director de Cultura.



Actualmente gente de la región y turistas de varias partes de la República, llegan para disfrutar del atractivo que mantiene como tradición el pueblo alvadoreño.