Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

En Colipa marchan por la liberación del periodista Evaristo Ortega

No queremos un desaparecido más, suplicó la madre del comunicador

Facundo Villegas Colipa, Ver. 14/06/2010

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Con desesperación y lagrimas en los ojos a causa del dolor unas 600 personas marcharon por las calles de Colipa para pedir por la pronta liberación del periodista Evaristo Ortega Zarate, desaparecido desde el 20 de abril pasado en la capital del Estado.

En una marcha pacífica y vestidos de blanco, familiares y amigos del comunicador pidieron su pronta liberación a sus captores durante el movimiento organizado por la familia Ortega Zarate.

Niños, jóvenes y adultos caminaron por las calles de la cabecera municipal pidiendo a quienes tienen cautivo a Evaristo "que ablanden un poco su corazón y que comprendan el dolor de la familia al no tener al hijo... al hermano... al tío".

"No queremos un solo desaparecido mas en Colipa, queremos paz para nuestro pueblo, queremos a mi hijo de vuelta y lo queremos sano y salvo, esa es mi suplica", dijo Elisa Zarate, madre del comunicador.

Las muestras de apoyo y de cariño para la familia no se hicieron esperar, y unidos en un mismo sentimiento, todos clamaron por el pronto regreso del desaparecido periodista.

El intenso calor no fue obstáculo para que la tarde del domingo 13 de junio las campañas proselitistas se detuvieran y dieran paso a la marcha pacífica que nada tuvo que ver con la política.

Aunque Evaristo Ortega Zarate, Francisco Mota Uribe y Andrés Anglada Morgado eran precandidatos a la alcaldía de Colipa y Nautla por el Partido Acción Nacional, en esta ocasión todo interés político quedo atrás y las plegarias estuvieron encaminadas hacia Dios, para que moviera la conciencia de los captores y los devolvieran con bien.

Las palabras de sus hermanas Aideth y Margarita, y las de sus padres, Elisa Zarate y Santiago Ortega fueron contundentes y pidieron la liberación de Evaristo a cambio de no adjudicar responsabilidad a nadie.

“Solo rogamos a quienes tengan a mi hijo que nos lo regresen, no queremos ni siquiera saber quien se lo llevo, solo lo queremos de vuelta”, dijo la señora Elisa.

La espera continúa y hasta ahora es solo la fe y la esperanza lo que queda vivo en la familia del comunicador, quienes esperan que en cualquier momento el corazón de los secuestradores se ablande y Evaristo se presente a la puerta de su casa, volviendo con él la alegría a los corazones de quienes lo rodean.