Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

En México, “los candidatos son pequeños y los problemas muy grandes”: Carlos Fuentes

- Define el escritor que si las mujeres “nos gobiernan en la casa, por qué no van a gobernar al país”

- Sobre el asunto de las lecturas de Peña Nieto, comentó que un presidente no está obligado a saber todo

?ngeles Gonz?lez Ceballos Xalapa, Ver. 02/03/2012

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
El laureado escritor Carlos Fuentes, consideró que para la situación que vive México, los candidatos son pequeños y los problemas muy grandes, ello en referencia al proceso electoral federal para renovar la presidencia de la república de este país.

A la pregunta de si ve a una mujer gobernando México respondió: "si nos gobiernan en la casa por qué no van a gobernar al país”, aunque dijo no saber si es el tiempo de las mujeres, “vamos a ver”.

El autor de “La región más transparente” y “Terra Nostra” dijo no saber quién ganará la elección, si el PRI o cualquier otro partido político, pero tampoco que si el tricolor gana se afectará la economía de esta nación.

Opinó que un presidente no tiene por qué saberlo todo, pero tiene que rodearse de gente que sabe y tiene que ser inteligente para que cuando le hagan una pregunta sobre literatura sepa qué contestar y no titubee, en alusión a las lecturas que pudo tener o no Enrique Peña Nieto.

“Un candidato inteligente si le preguntan qué libros o su libro preferido diría la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y ya salió del atolladero, no tiene que pensar en un libro mío que no conoce”, comentó y consideró que ahí hay una falla de educación, de cultura que le preocupa mucho.

Y es que dijo que no ve o concibe a un presidente mexicano que no pueda mantener un diálogo con Barack Obama o Ángela Merkel que son personas inteligentes.

Sobre el proceso electoral federal que transcurre en nuestro país, el también Premio Príncipe de Asturias quisiera que fuera normal y fue ahí cuando dijo que no sabe qué pasara en el país, ya que ve candidaturas muy “débiles” y problemas muy grandes”.

“Los candidatos son pequeños, los problemas son muy grandes para decirlo resumidamente”, definió.

Entrevistado luego de la tercera edición de la Cátedra que lleva su nombre y después de inaugurar la sala “Carlos Fuentes Lemus”, en honor a su difunto hijo, en la Unidad de Servicios Bibliotecarios y de Informática (USBI) de la Universidad Veracruzana (UV), consideró que por su crecimiento poblacional y pobreza México requiere de una política nueva para resolver problemas antiguos.

A este respecto, consideró que no sólo los trabajadores que migran tienen que atender este problema, ya que deberían encontrar trabajo en su país para empezar y poner en aprietos a los gringos, “a ver qué hacen, quien les recoge los tomates”.

Opinó que también en México hay problemas de educación, salud, transporte, pero sobre todo de empleo para millones de mexicanos que no los tienen, “será la obligación fundamental del siguiente gobierno que no sé cuál va a ser”.

Insistió en que los problemas están ahí, el que no los quiera ver fracasará y el que no los atienda “se lo van a comer vivo porque la gente ya llegó al tope de su aguante en México, de su resistencia. Es un pueblo resistente, aguanta mucho, pero llega un momento que dice no más”.

El Premio Cervantes 1987 aseguró que protagoniza y protagonizará los problemas de este país, pero rechazó hacer comparaciones “odiosas”, ya que todos saben quien fue Álvaro Obregón o Plutarco Elías Calles.

“Hay muchos protagonistas de la historia de México que están esperando el momento que ya se avecina para tomar su papel protagónico y enderezar el país a un rumbo, no nada más el de: ahí estamos y vamos a quedarnos quietos, a ver si así nos va bien, sino realizar trabajo como lo hizo Cárdenas (Lázaro), como lo hicieron los grandes presidentes de México. Yo creo que eso es lo que nos espera, espero que así sea”, expresó.

Se le preguntó para qué sirve la literatura en estos tiempos de pérdida de valores y violencia a lo que respondió: “quién sabe, yo todavía no me entero para qué sirve la literatura”.

Pero preguntó quién se puede acordar del encargado de las finanzas de España cuando se publicó el Quijote, “ni con lo recuerde” ó quién era Ministro del Interior de Estados Unidos cuando se publicó “Moby Dick”.

Aunque aclaró, ello no quiere decir que no haya un George Washington o un Franklin Roosvelt, grandes figuras políticas, sino que la literatura tiene su propio porvenir, su propia grandeza, así como sus propios lectores.

Consideró que esto es importante, pues El Quijote se viene leyendo desde 1605, es decir, debe tener un valor para que deje atrás una época e inaugure una nueva. No se puede concebir al mundo sin El Quijote, Hamlet o sin otras grandes obras de la literatura.

De manera que –externó- hay esa longevidad de la literatura y de la cultura que contrasta mucho con la rapidez con que pasan los hechos políticos.

Carlos Fuentes dijo que a los jóvenes de este país les espera todo, pues son la mitad de la nación, es decir, tienen un poderío inmenso y capacidad de cambiar al país y decir lo que no se dice de otra manera, de hacer lo que no sehace de otra forma.

Ante todo, consideró que la principal preocupación de un gobierno debe ser la educación y es que recordó que cuando José Vasconcelos fue ministro de educación el 90 por ciento de mexicanos era iletrado, además de que los maestros que mandó a educar regresaban mutilados o muertos, pero finalmente triunfó.

“Si hay un pueblo educado, en consecuencia va a ser un pueblo que va a participar, se va a mover, va a trabajar mejor y va a tener un peso político mayor”, aseveró.