Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Estado de Veracruz

En Xalapa, policías y Tránsito “nada más están viendo a quién robar”, denuncian

A través de redes sociales, conductores de automóviles y motociclistas aseguraron que los efectivos buscan cualquier excusa para detenerlos

Jos Topete Xalapa, Ver. 29/03/2024

alcalorpolitico.com

A través de redes sociales, ciudadanos de Xalapa afirman que policías estatales y elementos de la Dirección de Seguridad Ciudadana y Tránsito Municipal “nada más están viendo a quién robar” con sus operativos nocturnos.

Al respecto se han compartido múltiples quejas de conductores de automóviles y motociclistas, quienes afirman que los elementos incurren en actos de abuso policial.

Señalan que los efectivos buscan cualquier excusa para detenerlos y remitirlos al cuartel Heriberto Jara Corona, conocido como "el cuartel de San José".



De acuerdo con los inconformes, los policías estatales y municipales frenan las unidades sin ninguna razón y también les piden a los conductores “soplarles” para oler sin van manejando alcoholizados.

Aparte de no identificarse, los elementos exigen a automovilistas bajar de sus unidades para verificar en qué condiciones se encuentran.

“No cabe duda de que hay que tenerles más miedo a estos que a un asaltante. ‘Están cazando’, son patrullas en Ruiz Cortines pidiendo mochada, no se identifican y te amenazan con que tienes que salir del vehículo”.



Incluso los usuarios identificaron a los policías de la patrulla estatal XL 20-3284 que se encontraba en Ruiz Cortines la noche del jueves, señalando que los tripulantes cometen este tipo de excesos.

“Se ve lo que buscan (…), se ve que se paró delante de semáforo, se puso en verde y no avanzó, me esperó hasta que avanzó, me hizo que le soplara, sin motivo sus preguntas”.

Los usuarios de redes sociales sostienen que se trata de tácticas para "morder" a automovilistas o pedirles dinero para que sigan su camino.



A inicios de este mes de marzo el alcalde de Xalapa, Ricardo Ahued Bardahuil, advirtió que no será “tapadera” de ningún mal elemento.

“No hay tolerancia de mi parte. Pueden atender, detener y actuar con un protocolo de derechos humanos y obligaciones que tienen como servidores públicos, pero no están para pegarle a nadie. Están a cargo mío y no voy a permitir ningún abuso”, dijo.