Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Entre tumultos y grescas, se registra Fidel Kuri como candidato a la alcaldía de Veracruz

El llamado Rey Tiburón llegó una hora tarde al evento que se empalmó con el partido contra Pumas

Rodrigo Barranco D?ctor Veracruz, Ver. 23/04/2017

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Entre tumultos y grescas, Fidel Kuri Grajales se inscribió como candidato a la Alcaldía de Veracruz por la alianza PRI-Partido Verde Ecologista de México.

El aspirante llegó una hora tarde de lo previsto a la sede local del partido tricolor. Para animar a la gente, en bocinas daban el resultado del partido Pumas contra Tiburones Rojos, que en esos momentos se llevaba a cabo y que terminó con un marcador de dos a cero, a favor de los visitantes.

El departamento de prensa del priísta citó a los medios de comunicación a las 12:00 del día, en la explanada de las oficinas del Comité Ejecutivo Municipal, sin embargo, pasaban las 13:00 horas y ni sus luces.

Entre los presentes, muchos integrantes de sindicatos locales como ferrocarrileros y taxistas. Se corría el rumor de que Kuri Grajales estaba viendo el partido entre sus Tiburones Rojos y el Pumas, que se jugaba en Ciudad de México.

Muchos, resignados, esperaban su arribo hasta las 14:00 horas, cuando ya finalizara el encuentro, sin embargo, el orizabeño llegó antes junto con el actual alcalde Ramón Poo Gil y algunos colaboradores de la delegada de la Secretaría de Desarrollo Social, Anilú Ingram Vallines, quien no acudió al evento.

Tras dar unas palabras de aliento a sus seguidores, el candidato inició una marcha del PRI a la sede del Organismo Público Local Electoral (OPLE), ubicado a unas seis cuadras.

El camino por toda la avenida Nezahualcóyotl fue accidentado. Mujeres cayeron al suelo por querer darle la mano, hombres daban codazos al por mayor para intentar protegerlo.

Sindicalizados de varias organizaciones la hicieron de guardaespaldas quienes arremetieron hasta contra la prensa para que no estorbaran al Rey Tiburón que avanzaba con una sonrisa nerviosa por los tumultos.

A su lado, sólo Poo lo acompañó, ninguno de las otras fuerzas priístas en la ciudad acudieron a secundarlo. Ni José ni Héctor Yunes, los Senadores de la República, acudieron para caminar con él.

Así, entre tropiezos, riñas, mentadas de madre, codazos, piquetes de ojos y manifestaciones llegó el magnate al OPLE. Su ingreso fue otro viacrucis que duró varios minutos pues todos, desde amas de casa hasta obreros, querían entrar con él a la pequeña casa en donde lo esperaban personal del organismo.

Tras unos minutos, Fidel Kuri salió ya con su carta de registro alentado por porras, batucadas y gente enojada porque no pudieron ni saludarlo debido a la desorganización.