Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Estado de Veracruz

Este año, Veracruz recibió 3.6 mdp para refugios de mujeres violentadas

Subsidio federal del CONAVIM también permite dar atención psicológica, jurídica y de trabajo social

Javier Salas Hernndez Xalapa, Ver. 05/09/2023

alcalorpolitico.com

La Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (CONAVIM) transfirió este año a Veracruz recursos federales por el orden de los 3 millones 652 mil 982 pesos, con el propósito de fortalecer el programa de Apoyo para Refugios Especializados para Mujeres Víctimas de Violencia de Género, sus Hijas e Hijos.

A través del instituto Veracruzano de las Mujeres (IVM) se han emprendido acciones para brindar a las mujeres y sus hijas e hijos que viven en situación de violencia extrema, un espacio temporal de protección que cumpla con las características necesarias de seguridad, confidencialidad, guardias de vigilancia, ruta de evacuación y espacio arquitectónico adecuado para refugiar a la población usuaria vulnerable.

El subsidio federal también permite dar atención psicológica, jurídica, de trabajo social y de atención que requieran a las víctimas de violencia de género, así como establecer los mecanismos de coordinación y acciones necesarias que permitan referir a una usuaria a otro refugio, en el supuesto de que no haya espacio en el suyo para un nuevo ingreso.



Asimismo, se mantiene el refugio en condiciones higiénicas adecuadas, a fin de brindar los servicios con empatía, calidad y calidez, evitando en todo momento el hacinamiento de las usuarias así como de sus hijas e hijos.

La CONAVIM se ha enfocado a favorecer la instalación y el mantenimiento de refugios para las víctimas de violencia y sus hijas e hijos; ejecutar y dar seguimiento a las acciones del programa con la finalidad de evaluar su eficacia y rediseñar las acciones y medidas para avanzar en la eliminación de la violencia contra las mujeres.

También apoyar la creación, operación o el fortalecimiento de refugios para las víctimas, sus hijas e hijos; proporcionar un refugio seguro a las víctimas; contar con un refugio, mientras lo necesite; en los casos de violencia familiar, las mujeres que tengan hijas y/o hijos podrán acudir a los refugios con éstos; todas aquellas inherentes a la prevención, protección y atención de las personas que se encuentren en ellos.