Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Exfuncionaria de Fiscalía detenida por ultrajes logra salir de prisión

-  Adriana “N” fue acusada de intentar impedir la aprehensión del alcalde electo de Lerdo de Tejada

- Deja penal pero deberá acudir a firmar periódicamente “por un delito que ya está derogado”

Jos Topete Xalapa, Ver. 15/03/2022

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
“Tengo miedo” dijo Adriana “N”, extitular de la Unidad de Género de la Fiscalía General del Estado, quien se encontraba privada de la libertad por el delito de ultrajes a la autoridad.

La exfuncionaria salió del Centro de Readaptación Social de Tuxpan este martes a las 17:45 horas, prisión a la que fue trasladada tras su detención en el mes de diciembre de 2021.

Cabe señalar que la extitular de la Unidad de Género fue acusada de haber tratado de impedir una orden de aprehensión que se ejecutó en contra del alcalde electo de Lerdo de Tejada, Jorge Fabián "N".



La exfuncionaria es prima hermana de Ángel “N”, alcalde suplente de Lerdo de Tejada quien también fue detenido poco antes de rendir protesta el 31 de diciembre de 2021.

De acuerdo con la acusación contra Adriana “N”, presuntamente ella golpeó y rasguñó a agentes de la Unidad Especializada en Combate al Secuestro (UECS) con la intención de evitar la orden de aprehensión de Jorge Fabián “N”. Posteriormente algunos medios de comunicación la relacionaron sentimentalmente con el imputado, algo que ella niega.



Al respecto, en una carta difundida en medios de comunicación, Adriana “N” aseveró que su único delito fue no intervenir en la detención de Jorge Fabián “N”, acusado de secuestro agravado, a quien también se ha ligado por su probable participación en el homicidio de Juan Carlos "N", hermano del exsecretario de Seguridad Pública, Alejandro Montano Guzmán, crimen perpetrado el pasado 12 de noviembre en el municipio de Emiliano Zapata.

“Yo estuve injustamente detenida por 3 meses y medio y sí, tengo miedo, tengo miedo a esta situación”, indicó luego de una audiencia en el penal de Pacho Viejo, en donde se determinó variarle la medida cautelar.



Pese a lo anterior, Adriana “N” aseveró que no piensa abandonar la entidad, reiterando que ella nunca hizo nada para ser recluida.

La exfuncionaria relató que fue detenida por 3 meses y medio, apuntando que, aunque la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró como inconstitucional el artículo 331 referente al delito de ultrajes a la autoridad, en una audiencia en Pacho Viejo el juez de control únicamente le varió la medida cautelar y su proceso lo continuará en libertad.



“Tengo que ir a firmar cada 30 días, me pusieron esa medida cautelar de un delito que ya está derogado (…) y me la pusieron por 6 meses; pero bueno, de eso a nada prefiero eso porque muero por ver a mis hijos”, mencionó.



Añadió que como madre de 3 menores de edad ha sido una situación difícil y a la fecha no tiene certeza de por qué ocurrió su detención.

“Yo no hice nada, a mí nunca me detuvieron, a mí nunca me esposaron; yo nunca aventé mi teléfono. Mi teléfono siempre lo tuve yo hasta que me lo pidieron prestado y después nunca me lo devolvieron”, refirió.



Mencionó que ella fue trasladada a la Policía Ministerial, en donde le informaron que sería puesta a disposición, apuntando que "le pasó esto" pese a encabezar un área para mujeres dentro de la Fiscalía, por ello advirtió que las mujeres se deben unir, porque lo que le hacen a una “le pueden hacer a todas”.



“Vean mi caso nada más; creo que el hecho habla más que las palabras, vean nada más mi caso, yo soy el ejemplo”.

Recientemente la exfuncionaria pidió ayuda mediante una carta difundida por medios nacionales, en la que dijo que sido exhibida y acusada injustamente.



“Debo confesar que escribo estas líneas con temor, con miedo, pero no puedo quedarme callada ante esto que me está sucediendo, no puedo no alzar la voz ante las injusticias que han cometido en mi contra, a la vez que lo que nos hacen a una nos pueden hacer a todas, lo que pido es justicia, sólo justicia. Por eso pido, ruego y lanzo un grito de ayuda, como ciudadana, como mujer, como madres de tres hijos y víctima de una gran injusticia para que me ayuden, estoy viviendo algo que jamás cometí, un delito que jamás cometí”, escribió antes de ser liberada.



En su misiva externó que fue puesta a disposición por un delito fabricado desde un escritorio, para después ser expuesta y exhibida como mujer.

“Filtraron mi fotografía, mi historia, incluso filtraron información y mintieron tratando de ligarme sentimentalmente con la persona que fue detenida por secuestro”, manifestó.