Ir a Menú

Ir a Contenido

Prevencion de la extorsion telefonica
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Exfuncionario duartista acusado de desvíos elude orden de aprehensión

- José Francisco “N”, exsubdirector de Operación Financiera de SEFIPLAN, obtuvo amparo

- FGR lo implica en desvío de 19 millones de pesos en 2012

Claudia Montero Xalapa, Ver. 17/11/2021

alcalorpolitico.com

Una Jueza Federal determinó dejar sin efectos una orden de aprehensión dictada en contra de José Francisco “N”, quien fuera subdirector de Operación Financiera de la Secretaría de Finanzas y Planeación (SEFIPLAN) durante el gobierno de Javier Duarte de Ochoa, hoy preso por lavado de dinero.

La orden de aprehensión había sido dictada por el Juez Décimo Séptimo de Distrito en Veracruz, quien consideró que existían elementos suficientes para procesar a José Francisco “N” por su probable participación en el delito de peculado pues, de acuerdo con la acusación formulada por la Fiscalía General de la República, el exfuncionario duartista habría desviado 19 millones de pesos de recursos federales correspondientes al año 2012, que estaban destinados a la Secretaría de Salud, con la finalidad de fortalecer la ejecución y desarrollo del Programa y Proyectos Federales de Protección contra Riesgos Sanitarios y fortalecer el Laboratorio Estatal de Salud Pública.

De acuerdo con el expediente, José Francisco “N” participó en la realización de las transferencias llevadas a cabo para desviar dicho monto millonario, sin embargo, dentro del Juicio de Amparo 108/2021, la Jueza Primera de Distrito en Veracruz determinó dejar sin efectos la orden de aprehensión, al considerar que no se acreditó de manera fehaciente si el exfuncionario duartista tomó parte de la decisión de desviar los recursos federales o si solamente cumplió instrucciones por parte de sus superiores, es decir, del entonces tesorero Tarek Abdalá Saad, quien es el testigo clave dentro de la investigación; así como del entonces secretario de Finanzas y Planeación, Tomás “N”.



Según el testimonio rendido por Tarek Abdalá dentro del expediente, la decisión de desviar los recursos públicos fue tomada por el entonces gobernador del Estado, Javier Duarte de Ochoa; Tomás “N”, secretario de Finanzas y Planeación, así como Carlos “N”, quien en 2012 se desempeñaba como Subsecretario de Egresos, señalando que “todos ellos conocían las prácticas respecto a la manera en que se desviaban los recursos y no sólo eso, sino que las aprobaban y en ocasiones se beneficiaban económicamente de las mismas y me permito detallar la manera en que lo hacían”.

Para evadir su responsabilidad en los desvíos, Abdalá declaró ante la Fiscalía General de la República que “jamás tomé yo, por mí mismo, esta decisión, porque por supuesto no tenía facultades para hacer pagos sin su instrucción ni aprobación; yo rendía cuentas y era el simple token del organigrama, el último eslabón y la persona a la que utilizaban para realizar los pagos”.