Ir a Menú

Ir a Contenido

Prevencion de la extorsion telefonica
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Exhiben las anomalías en Grupo MAS e Instituto Metropolitano del Agua

- En 2019, el Instituto permitió al organismo operar sin certificación de Secretaría de Salud, revela ORFIS

- Por mala gestión, se regresaron 26 millones 160 mil pesos a Federación

Jos Topete Xalapa, Ver. 01/08/2021

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
En 2019 el Instituto Metropolitano del Agua (IMA) permitió al Grupo Metropolitano de Agua y Saneamiento (Grupo MAS) operar sin la certificación de la Secretaría de Salud, lo que trasgrede la concesión para dar el servicio que los propios usuarios reportaron por recibir “agua turbia negra y con arena”.

Además, una auditoría del Órgano de Fiscalización Superior (ORFIS) detectó que dicho Instituto, a cargo de vigilar el correcto servicio del Grupo MAS en Medellín de Bravo y la ciudad de Veracruz, está constituido de forma irregular y que su mal trabajo costó más de 52 millones de pesos a ambos municipios en ese ejercicio.

El Informe de la Auditoría Integral al IMA, realizado por instrucción del Congreso al órgano fiscalizador, también revela que se oculta información financiera y que el mal cuidado de los recursos públicos federales originó que se regresaran a la Tesorería de la Federación 26 millones 160 mil 421 pesos.



Sin embargo, tanto Medellín de Bravo como Veracruz Puerto podrían haber obtenido el doble de ese monto, 52 millones 320 mil 842 pesos en total, de haber habido una correcta gestión.

El IMA tampoco ha logrado el desarrollo y crecimiento de infraestructura como lo estipula la concesión al Grupo MAS, responsabilidad que recaería en el director Francisco García Barradas, quien no pudo solventar las observaciones del ente fiscalizador.

De acuerdo con el ORFIS dicho funcionario no dio cabal cumplimiento a todas sus funciones enunciadas en el Manual General de Organización, pese a que su Consejo Consultivo Ciudadano cuenta con la participación de los alcaldes de Veracruz y Medellín de Bravo, así como de 6 consejeros ciudadanos.



Y es que García Barradas solicitó la asignación de recursos en virtud de los Programas PRODDER 2019 y PROSANEAR 2019, previstos en la Ley Federal de Derechos. Sin embargo, no llevó a cabo las acciones tendentes a la realización de las obras enlistadas en los Programas de Acciones, procediendo a la devolución de los recursos.

Respecto a la certificación que no tenía el Grupo MAS se señala que, si bien se han realizado análisis mediante laboratorios certificados, así como procedimientos administrativos para tomas de muestras del agua de la red para análisis bacteriológico, ello no exime al IMA de su obligación de requerir el certificado de calidad del agua previsto en el título de concesión.

"Máxime si se toma en cuenta que durante las tomas de muestras se verificó que en algunos domicilios los usuarios manifestaron que el agua salía sucia, con olor a cloro, amarillenta, sucia, turbia, negra, con arena, entre otros supuestos".



En cuanto al reintegro de recursos, concretamente el director general del IMA no instruyó que se procediera al registro de Ingreso Devengado y Gasto Comprometido de programas federales, lo que dio como resultado que se hayan reintegrado a la TESOFE la cantidad de 26 millones 160 mil 421 pesos más los productos financieros que se hayan generado en la cuenta por actualizaciones y recargos desde la fecha en que debió reintegrarse hasta que lo hiciera efectivo.

“Además, con el reintegro a la TESOFE se dejó de aplicar en provecho de los Municipios de Veracruz y Medellín de Bravo, una cantidad igual a la recibida como beneficiario ($26,160,421.00), que debía aportarse en términos del programa, lo que hace un total de $52,320,842.00, cantidad que se dejó de destinar en beneficio de los Municipios de Veracruz y Medellín de Bravo”, determinó el ORFIS.

No se han alcanzado objetivos



La auditoría concluye que las metas de eficiencia e indicadores de resultados acordados en la Propuesta Económica de la Licitación Pública relacionada con la administración de los servicios de agua y saneamiento en ambos municipios “estuvieron lejos de alcanzarse en el ejercicio 2019”.



De acuerdo con la revisión hubo casos en los que existieron variaciones negativas respecto de sus mediciones iniciales.

“Ante esta situación, se corroboró que, ante los rezagos observados para los indicadores próximos a cumplir y las reducciones en la medición inicial de la mayor parte de éstos, el IMA no definió el seguimiento a acciones correctivas o recomendaciones promovidas ante los terceros concesionados, situación que se observó en las limitaciones encontradas en sus funciones de regulación, supervisión y vigilancia de la prestación de los servicios concesionados y de la gestión de la infraestructura del SMA”.



Otro hallazgo de la auditoría es que no existe evidencia documental alguna que ampare y justifique fehacientemente la suscripción del convenio entre los Municipios de Veracruz y Medellín de Bravo, para la creación del IMA; igualmente se establece que el municipio de Medellín de Bravo se desincorporó irregularmente en octubre de 2019 al no solicitar el aval de la Legislatura, entre otras anomalías.

Entre los resultados igualmente se encontró que en 2019 se estimaban ingresos por recibir por un monto de 33 millones 948 mil 096 pesos, producto de adeudos que mantiene el Grupo Metropolitano de Agua y Saneamiento, SAPI de C.V. a su favor.

Sin embargo, para el ORFIS el registro es incongruente, toda vez que debe presentarse en la partida contable "Derechos a Recibir Efectivo o Equivalentes"; además se observó que no cuenta con registros contables por la contingencia que pueda surgir derivado de las demandas laborales en su contra.



En su Pliego de Observaciones el ORFIS notificó 21 observaciones y recomendaciones, de las cuales 6 observaciones fueron de carácter financiero, 7 de legalidad y 8 recomendaciones al desempeño.

Una vez concluida la etapa de solventación, únicamente se atendió 1 observación financiera, quedando 5 no solventadas; en el alcance de legalidad fue solventada 1 observación y 2 se solventaron parcialmente, quedando 4 sin solventar; en el caso de las recomendaciones al desempeño, 4 fueron atendidas sujetas a seguimiento y 4 no fueron atendidas quedando también sujetas a seguimiento.