Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Estado de Veracruz

Exjefe de CAEV, en Perote, dejó endeudada a subalterna; la usó de aval

Jesús García Robelo se fue a Los Cabos tras ser separado del cargo; dejó deuda de 84 mil pesos, acusa Leticia Esteban Cortina

Irineo Prez Melo Xalapa, Ver. 15/10/2018

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
El exjefe de la Oficina de la Comisión de Agua del Estado de Veracruz (CAEV), en Perote, Jesús García Robelo, fue acusado de incurrir en el delito de abuso de confianza en contra de su subalterna Leticia Esteban Cortina, ya que el exfuncionario contrató un crédito pero dejó a la mujer con la deuda, pues aceptó ser su aval.

La afectada afirmó que García Robelo solicitó hace 14 meses a la financiera Finagam un crédito de 64 mil pesos y al ser separado del cargo, el año pasado, incumplió con los pagos; por lo que a la fecha el adeudo suma ya 84 mil 500 pesos. Comenzaron a hacerle descuentos vía nómina, de lo que por los compromisos que ella había adquirido con antelación, actualmente no percibe ningún centavo.

“Me he acercado a él y sólo me da abonos de palabra. Tiene 4 meses que me dio 500 pesos únicamente y me pidió que esperara porque según él no tiene trabajo. (…) Me enteré que está trabajando en Los Cabos, Baja California Sur, en una constructora, pero se ha desentendido del adeudo”, añadió.



La entrevistada señaló que se acercó a la madre del exfuncionario para comentarle de la situación “y la única respuesta que tuve de ella fue que lo entienda, pero a mí ¿quién me entiende?, nadie me entiende, yo sé que tiene su familia pero él sabe que pidió prestado. Yo no me lo gasté con él”.

Expresó que a la fecha le han descontado 12 mil 500 pesos de una deuda que no fue contratada por ella, pero que al fungir como aval la tiene que cubrir, situación por la que vive una depresión grave que le está afectando su salud, pues no cuenta con otros ingresos para sostener a sus tres hijas, al ser madre soltera.

“Nunca me imaginé que el ingeniero fuera ese tipo de persona; yo confié en él porque lo veía como alguien de palabra, en quien confiar y ahora no encuentro la salida, tengo que andar pidiendo prestado para solventar los gastos de mis hijas”, añadió.



Mencionó que acudió a la financiera para conocer la situación del crédito en cuestión, porque no cuenta con nada que acredite los términos por las que ella es el aval, pero ésta se negó a entregarle información sobre el particular; argumentando que podría dar mal uso a la información que se le proporcionara.

Asimismo, dijo tener conocimiento de que García Robelo vive en Los Cabos, porque así lo publicó en su cuenta de Facebook, "en donde le publiqué que estaba de plácemes porque ahora sí cumpliría con el pago del crédito, pero él respondió que no tenía ningún adeudo y finalmente me eliminó de sus contactos".

Al conocer esta situación, la mujer del exfuncionario, María Antonieta Villalobos Arroyo, amenazó con hablar con los padres de la agraviada, pues ellos no tienen conocimiento de esta situación; por lo que teme por su integridad física.