Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Estado de Veracruz

Familiares de fallecidos, el principal obstáculo para la donación de órganos

- Ni siquiera la religión en sus diferentes acepciones lo impide: Benjamín Castro

- El número de enfermos renales ha aumentado, pero no se tienen los donadores suficientes

?ngeles Gonz?lez Ceballos Xalapa, Ver. 15/07/2011

alcalorpolitico.com

La familia es el principal obstáculo para que se lleven a cabo donaciones de órganos en caso de fallecimiento, ni siquiera la religión en sus diferentes acepciones lo impide, por eso es de suma importancia que se platique y llegue al consenso en vida, expresó el Jefe de Nefrología del Centro de Especialidades Médicas (CEM), Benjamín Castro Miranda.

A la fecha se ha incrementado de manera importante el número de pacientes con padecimientos renales asociados a la diabetes, sin embargo, no existe la cantidad de donadores que se deseara, ni si quiera de la propia familia.

“Lo más importante es hablar con la familia, siempre hablamos de vivir y difícilmente hablamos de morir, porque aunque se tenga una tarjeta de donación nunca falta un familiar que llega y dice no quiero que done y en automático se echó a perder la donación”, lamentó.

Consideró que otros de los grandes factores que impide la donación es la relación médico-paciente, es decir, que no se le explique a la familia los términos médicos y legales por el que ha fallecido su familiar y que puede ser candidato a donar sus órganos para que no espere un milagro.

“Si se le explica que clínicamente el paciente está muerto, ya no esperaríamos el milagro. El milagro es cuando encontramos un traumatismo craneoencefálico severo que todavía conserva reflejos que tiene hematoma, que hay que descomprimir y esa es la esperanza, pero si el paciente hizo muerte cerebral ya no hay esperanza, ese milagro ya pasó”, resaltó.

El galeno aclaró que de las diferentes religiones del mundo ninguna se opone a la donación o la recepción de un órgano, tal es el caso de los testigos de Jehová que dicen que es una decisión voluntaria o los católicos cuando el Papa Juan Pablo II, expresó “da y te será dado”.

Por ello, sostuvo que es necesario intensificar la invitación para que la gente retome la cultura de la donación de órganos y mencionó que a la fecha hay 20 pacientes en lista de espera.

La semana pasada se llevó a cabo el trasplante de ambos riñones a una enfermera de la Secretaría de Salud y que en breve se reincorporará a todas sus actividades, gracias a la donación de un cadáver que hacía seis meses no se presentaba.

De 2005 a la fecha solo se han realizado 109 trasplantes, es decir, unos 10 por año, de los cuales 59 han sido de donador cadáver.

Aceptó que dicha cifra es pequeña en relación a la recurrida demanda de trasplantes por el gran problema de salud que se tiene por problemas renales en el estado.

Benjamín Castro Miranda puntualizó que a los cadáveres que pudieran estar en posibilidades de donar se les practica todas las pruebas inmunológicas, incluso aquellos que tenían pocos años de ser diabéticos.

Dijo no estar autorizado para hablar sobre los costos de las cirugías, pero mencionó que no son tan elevadas con relación a los tratamientos de hemodiálisis que se tienen que hacer los pacientes con padecimientos renales y, sobre todo, por la calidad de vida que llevan. Aunque finalmente indicó que oscilan en los 60 mil pesos.

El Jefe de Nefrología del Centro de Especialidades Médicas (CEM) explicó que ya existe un convenio con la Secretaría de Salud y la Procuraduría General de Justicia del Estado para agilizar la autorización de trasplante de órganos, solo en caso de muerte violenta o accidente automovilístico y previo consentimiento de la familia.