Ir a Menú

Ir a Contenido

Prevencion de la extorsion telefonica
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

FGR exhuma cadáver de joven presuntamente asesinado por policías de Mérida, en Isla

Investigación fue atraída luego de las irregularidades por parte de autoridades ministeriales de Yucatán

Germn Mndez Rodrguez Isla, Ver. 21/08/2021

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Este sábado personal de la Fiscalía General de la República (FGR) llevó a cabo la exhumación del cadáver de José Eduardo Ravelo Echevarría, quien presuntamente habría sido asesinado por policías municipales de Mérida, Yucatán, el pasado 21 de julio del año en curso.

Fue durante la tarde que elementos de la Policía Federal Ministerial adscritos a Cosamaloapan y personal de Servicios Periciales de la FGR de la Ciudad de México y de Veracruz, además de personal de la Fiscalía General del Estado (FGE) arribaron al Panteón Municipal de Isla.

La exhumación del cadáver de José Eduardo Ravelo Echevarría, duró aproximadamente una hora, esto ante la presencia de elementos de la Policía Municipal, personal de Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), Protección Civil del Estado y otras autoridades.



Una vez concluidos con los trabajos de exhumación, el cadáver fue trasladado a la unidad del Servicio Médico Forense en Cosamaloapan, para que Peritos Médicos de Servicios Periciales de la FGR, realicen los estudios correspondientes dentro de la necropsia.

Presuntamente lo anterior se esta llevando a cabo luego de algunas irregularidades que se presentaron durante las investigaciones por parte de las autoridades ministeriales del estado de Yucatán, además de la presión de los familiares de José Manuel, quienes exigen que se castiguen a los responsables.

Es por ello que la FGR atrajo el caso y será en las próximas horas que den a conocer detalles de las investigaciones.



Hay que recordar que José Eduardo Ravelo Echevarría, de 23 años de edad, presuntamente fue asesinado y abusado sexualmente por policías municipales de Mérida, Yucatán, luego que fuera detenido por aventar un pedazo de concreto al interior de un local.

Ante la muerte de su hijo, la progenitora denunció que su José Eduardo murió a consecuencia de los golpes que le propinaron los policías, además aseguraba que éste había sufrido agresión sexual.

Ante la denuncia presentada cuatro policías fueron detenidos, sin embargo, estos fueron liberados al no encontrar pruebas suficientes para vincularlos a procesos.