Ir a Menú

Ir a Contenido

Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Fiscalías anticorrupción "cantaleta política"; mejor castigos más severos: Hikal Carreón

César Duarte sigue libre; mientras en la cárcel, Javier Duarte es cómico y sarcástico, criticó el catedrático

ngel Camarillo Xalapa, Ver. 04/08/2018

alcalorpolitico.com

Castigos más severos contribuirían a la prevención de delitos y combatir la impunidad, consideró el catedrático de la Universidad Metropolitana de Monterrey, Wael Sarwat Hikal Carreón.

"Aunque se escuche mal, pero castigos más severos vendrían a combatir la avaricia de los gobernantes", sostuvo el académico.

A lo anterior, calificó de "cantaleta política" las múltiples propuestas de fiscalías especializadas en el combate a la corrupción en el país.



Previo a su ponencia "Foro Prevención social de la violencia y la delincuencia", puso de ejemplo los casos de alta corrupción de Javier y César Duarte en Veracruz y Chihuahua; respectivamente, más el de Roberto Borge en Quintana Roo.

"Todo el despilfarro de miles de millones de pesos fue una locura, ese dinero debió distribuirse para todos, lo que pasó con los dos Duartes, lo que pasó en Quintana Roo, Nuevo León, lo que ocurre en muchos lugares, es una robadera increíble y está fuera de la realidad y el entendimiento", criticó.

Citó de ejemplo que en el extranjero, muchos no creen el nivel de corrupción en México. "Decía una chica: 'van a terminar destruyéndose, qué va a pasar con el país, se lo van a acabar'", apuntó y recordó que desde 15 años atrás, México vive una guerra no declarada.



"Uno se enoja con los gobernantes porque el dinero no llega a donde debe llegar y se manifiesta en el enojo, la desigualdad y la indiferencia por parte de los ciudadanos", añadió.

Y es que puso de ejemplo que César Duarte, exgobernador de Chihuahua, continúa libre; mientras en la cárcel, Javier Duarte es cómico y sarcástico.

"Siguen teniendo poder, se hacen memes, películas en donde se replica la situación de poder que tienen, se hace burla y nos acostumbramos a que eso se haga cotidiano”.