Ir a Menú

Ir a Contenido

Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Gobierno de Yunes tampoco paga vehículos militarizados que adquirió

Empresa Epel reclama el pagó por dos vehículos que se destinaron a la SSP; cuestan 1.6 mdp cada uno

Rafael Melndez Tern Xalapa, Ver. 16/08/2018

alcalorpolitico.com

El gobierno de Veracruz no sólo se niega a pagar deudas de administraciones anteriores, sino que también las que ha contraído. Caso concreto es el de la empresa Epel S.A. de C.V., que le vendió dos vehículos especiales militarizados, únicos en su tipo, utilizados por la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) para transitar en terrenos especiales, como el lodo y la arena.

La firma ya interpuso una denuncia por la falta de pago de las unidades que tienen un costo aproximado de 1.6 millones de pesos cada una, refirió el abogado defensor Fidel Guillermo Ordóñez Solana.

De acuerdo con el litigante, la administración que encabeza Miguel Ángel Yunes Linares sólo hizo un pago de enganche por 50 mil pesos de cada unidad, pero desde hace dos años no ha aportado ni un peso más para devengar ese pasivo.



Explicó que las tanquetas blindadas, denominados Sand-Car y Mud-Car, cuentan con armas rotativas en la parte superior, son de doble tracción y las construye una sola empresa en el país.

“Lo más ridículo es que salga en una fotografía con esos dos vehículos posando hace poco tiempo y que no se hayan pagado, que se nieguen a pagarlos cuando llevan más de dos años usándolos”, acusó el abogado.

Dijo que, en vista de la negativa de pago, se tuvo que proceder legalmente e hizo un puntual señalamiento de que la empresa proveedora de este material de combate a la delincuencia no es “fantasma”, sino que es seria y legalmente establecida y aun así persiste la negativa de pago.



“Es absurdo. (…) Se tuvo que demandar. Hay un punto importante que debemos saber, con el TSJ se han negado a pagar, se presenta una demanda en contra de la Secretaría por el pago de las unidades”, explicó.

Ordóñez Solana mencionó que presentaron la demanda ante el TSJ, pero niegan el derecho de las personas a recibir su cobro y hay juicios en donde definitivamente no puede hacer nada.

Estos incumplimientos, destacó, lastiman y tienen un efecto relevante de naturaleza económica, ya que al no pagar a proveedores se traduce en que no hay movimiento de dinero, “económicamente nos agrede a todos los veracruzanos, porque la economía se estanca”.