Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Estado de Veracruz

Habrían removido al Director General de la Aduana del Puerto de Veracruz

- Guerrero Alcántar tiene menos de un año en el cargo; se le indagaría por presuntos actos de corrupción

- También sería depuesta de su cargo la subdirectora de Trámites y Asuntos Legales, Abigail Pérez

Jos Topete Xalapa, Ver. 06/08/2023

alcalorpolitico.com

A menos de un año de haber sido nombrado Director General de la Aduana del Puerto de Veracruz, Fernando Rubén Guerrero Alcántar, habría sido removido de su cargo.

De acuerdo con algunos reportes, hasta esta semana Guerrero Alcántar estuvo al frente de la administración de la Aduana de Veracruz, a poco más de un mes de cumplir un año en el cargo, al que llegó en septiembre de 2022.

Los reportes indican que al ahora extitular de la aduana se le indagaría por presuntos actos de corrupción cometidos durante su administración.



Junto a él, también sería depuesta de su cargo la subdirectora de Trámites y Asuntos Legales, Abigail Pérez Hernández. A ambos se les acusa también de malos tratos contra los empleados de la aduana veracruzana.

Se ha indicado igualmente que en lugar de Fernando Rubén Guerrero quedaría el subdirector de Operaciones, aunque no se ha aclarado la certeza del nombramiento provisional.

Guerrero Alcántar es marino de formación y tiene una ingeniería en Ciencias navales cursada en la Escuela Naval Militar de Antón Lizardo de la que egresó en 1999.



Su llegada el año pasado, ocasionó incertidumbre entre los empleados aduaneros, ante el anuncio de que el personal civil sería sustituido por elementos de las fuerzas armadas, en este caso de la Secretaría de Marina (SEMAR), misma que informó que se proyectaba “fortalecer las capacidades de atención al comercio exterior de las aduanas” bajo su coordinación, requiriendo habilitar 600 plazas, lo que adelantaba la salida de civiles.

Los cargos que la SEMAR pidió a la Agencia Nacional de Aduanas de México (ANAM), fueron 40 plazas de subdirectores; 60 jefes de departamento y 500 oficiales de comercio exterior.

Posteriormente se circuló un oficio emitido el 20 de julio en la que se requiere la sustitución de funcionarios civiles para reemplazar desde verificadores hasta cobradores de impuestos y personal del área jurídica.



Dicho documento fue dirigido el 20 de julio por José Martín Luna de la Luz, comandante de la 25 Zona Militar con sede en Puebla, al titular de la aduana interior de Puebla, Roberto Bedolla Morales.

La llegada de Guerrero Alcántar también ocasionó manifestaciones y descalificaciones de otros sectores.

En mayo de este año, transportistas realizaron un bloqueo en las entradas y salidas de la Aduana y la Administración del Sistema Portuario Nacional Veracruzano (ASIPONA).



Los transportistas que se manifestaron revelaron deficiencias en el equipo de revisión de la Aduana, que terminaba provocándoles atrasos en el despacho de las mercancías que los obligaba realizar filas hasta por 12 horas.

Para ese entonces, acusaron que sólo dos de los cuatro puestos de revisión se encontraban funcionando y la falta de personal empeoraba el proceso de revisión, que de por sí, ya era excesiva.

La protesta exhibió además la manera de conducirse del personal de aduanas, pues afirmaron que durante el tiempo que deben esperar, no se les permite bajar de sus unidades, ni siquiera para alimentarse o acudir al baño.



A ello se suma que las fallas en la logística, agregaron, provocan pérdidas millonarias para el sector, ya que se retrasa el traslado de las mercancías. Frente a la protesta, el gobernador Cuitláhuac García Jiménez minimizó en esa ocasión la protesta de los transportistas y los llamó violadores de la ley, argumentando denuncias en su contra por ocasionar pérdidas de hasta 90 millones de pesos en detrimento de la Federación.

“Están en una flagrancia, violando la ley”, dijo entonces. Y, además, reveló que, si bien los trasportistas habían sido denunciados por cometer un delito federal, las acciones legales supuestamente se detuvieron tras habilitar una mesa de diálogo.