Ir a Menú

Ir a Contenido

Universidad Anahuac

Sección: V?a Correo Electr?nico

Iglesia podrá decir “misa”, pero no podrá frenar avance de comunidad LGBTTTI

Lector redacta una autocrítica a esta comunidad, la cual sigue otorgando el poder a quienes no lo tienen

Alejandro Armas Xalapa, Ver. 02/08/2016

alcalorpolitico.com

Hola buen día, por estas fechas hace un año me ayudaron a compartir unas líneas referentes a la comunidad gay y a la marcha que se realizó en algún momento contra nosotros.

Quería escribir una crítica a los gobiernos y legisladores de distintas entidades de México que siguen temiendo las represalias de ir contra lo que predican las iglesias católica, evangelista, cristiana, etc.

Pues no, me decidí por el camino de la autocrítica hacia la comunidad LGBTTTI (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transgénero, Transexuales, Travéstis e Intersexuales ) que seguimos otorgando el poder a quienes no lo tienen.



Si tuvieron la oportunidad de acabar la educación básica o el interés por leer algún texto de historia de México, sabrán que vivimos en un estado laico, esto quiere decir que en teoría y práctica, los credos no tienen injerencia alguna en las decisiones del gobierno.

No, no estoy siendo muy ingenuo, soy consciente de la influencia del catolicismo y cristianismo en los mexicanos, pero dejemos de hacer berrinche cada vez que un grupo de ignorantes se les ocurre salir a decir que la homosexualidad es antinatural, que hombre-hombre o mujer-mujer es abominación u otros absurdos.

Las iglesias podrán hacer mucho ruido, pero ya no podrán frenar el avance de la igualdad de oportunidades para los miembros de la diversidad sexual.



No, tampoco estoy diciendo que no hagan nada. Pero ya no repliquen estos mensajes de odio, enfoquémonos en nuestro objetivo: recordarle a nuestros representantes y gobernadores que es su obligación garantizar el ejercicio pleno de nuestros derechos.

Que el papa Francisco, los predicadores, pastores y demás creyentes, sigan diciendo misa ( literal). Les recuerdo que para ellos jamás seremos dignos, a pesar de que Jesús les dejo muy en claro que nadie puede juzgar a otros por sus pecados, eso según lo dijo él...

A veces me da lástima las energías que gustan algunas personas en enojarse por algo que dijo o desdijo tal o cual cura. Mándelos muy lejos, enfoquen toda esa energía en exigir a nuestro amigable presidente Peña Nieto que haga su trabajo, que garantice educación en materia de diversidad sexual en las escuelas, que intervenga para recordarles a las iglesias que esto es un estado laico, que sea él quien demuestre más que con selfies y una linda sonrisa, que está del lado de la igualdad, de todos los mexicanos que queremos vivir en paz.



Necesitamos más acciones, más decisiones inteligentes, menos bla, bla, bla y más autoridad. Sé que son cosas que no se le pueden pedir a Peña Nieto...no me hagan recordarle sus tropiezos.

Quieren más consejos, pues no se los daré por qué la verdad es que no soy quién para juzgarlos...más.

La verdad me molesta mucho cuando alguien intenta utilizar a los gays para que le demos publicidad, pues tengan bien presente que en este bello juego de la vida NO HAY PUBLICIDAD MALA.



Conozco a personas que puedo decir que apoyan a la comunidad LGBTTTI, sin ser parte de ella, todas desde su trinchera realizan acciones interesantes y ofrecen resultados.

Soy muy firme al decirles que no mencionaré el nombre de aquellos ignorantes que desde el púlpito de una iglesia o templo, predican con el " mal ejemplo ", tampoco daré publicidad gratis a esos políticos que tienen manchadas las manos por su homofobia y mucho menos a aquellos que desde adentro de la comunidad gay nos venden al mejor postor, eso jamás.

Porque llegara el día que, como en el juicio final, todos seremos juzgados por nuestros actos y no quiero que me relacionen con ese grupo gay que durante años y acciones vendieron a sus hermanos.



Atte. Alejandro Armas