Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: V?a Correo Electr?nico

Injusticias y grave corrupción en la Unidad de Humanidades de la UV en Xalapa

- Tienen “aviadores”, rentan los auditorios por su cuenta y amenazan con despedir a las empleadas

- Le reportaron las irregularidades al doctor Casillas, pero no supieron que hubiera actuado

02/07/2010

alcalorpolitico.com

Estimada Licencia Ylia Ortiz Lizaldi
Directora

Muy respetuosamente le ruego tenga la bondad de publicar mi carta en el portal que usted tan dignamente representa. Aprovecho para manifestar públicamente que cualquier represalia en mi contra o en cualquier miembro de mi familia hago totalmente responsables a las personas que menciono aquí.


AUTORIDADES UNIVESITARIAS.

Sr. Raúl Arias Lovillo
Rector de la Universidad Veracruzana

Lic. Guadalupe Perea Contreras
Dtora. de Relaciones Laborales de la Universidad Veracruzana
PRESENTE

Siendo las diez cincuenta y cinco horas del día 30 de junio del año dos mil diez, le dirijo el presente escrito para rogarle sea tan amable e intervenga ante las situaciones deshonestas e infames que se están llevando a cabo en la Ex Unidad de Humanidades ya que los abusos emocionales y sustracciones cometidos por el C. Juan Manuel Espino Olivares, administrador, y su secretaria Guadalupe Vallejo Flores ya son intolerables.

Hace apenas unos días hablé con el señor Espino acerca de las irregularidades que él y su secretaria cometen, y de las que mis compañeras, yo y muchas de las personas que en esta Entidad laboramos y de las cuales hemos sido víctimas. Además de los saqueos pertenecientes a la unidad que la secretaria de este señor lleva a cabo.

En este momento, que son las once horas del día 30 de junio del año dos mil diez, me dirigí al señor Espino para solicitarle que la C. Guadalupe Vallejo Flores, no prolongue sus acosos laborales, ya que desde tiempo atrás lo hace de forma física y verbal. Sus desplantes consisten en aventarnos las puertas, de la oficina donde todas sus colaboradoras del señor Espino laboramos, además de ofensas personales que grita dentro de la oficina.

Dentro del cubículo de este señor se encuentra un horno de microondas al que sólo tienen acceso único y exclusivo el señor Espino y la señora Vallejo, así mismo cuentan con un refrigerador, y una nueva pantalla de plasma recientemente adquirida. La antigua televisión, un aparato de aproximadamente 40 pulgadas se los otorgó a los conserjes de esta Unidad quienes gozan de la protección del señor Espino y viceversa.

Como lo menciono líneas arriba esta mañana después de hablar con el jefe de personal acerca de estas irregularidades como son; que el señor Espino y la señora Guadalupe Vallejo desde hace aproximadamente dos años, fecha en que el señor Espino asumió la administración de esta Unidad, ambos meten oficios de suplencias del personal del S.E.T.S.UV. a nombre de los hijos de la señora Vallejo, sin que estas suplencias sean cubiertas laboralmente, pero sí cobradas. Así mismo han cobrado los aguinaldos de las supuestas suplencias. Un ejemplo más es la suplencia que actualmente cubre la hija de la señora Vallejo, quien supuestamente está cubriendo la suplencia de una trabajadora del S.E.T.S.UV.. esta señorita, respaldada por su señora madre y el administrador en mención se presenta a laborar entre 9 y 10 de la mañana y se retira a las 14:00 horas, aún cuando se sabe que el horario es de 07:00 a 14:00 hrs.

Una anomalía más: la señora Vallejo es la única persona con derecho a cubrir tiempo extraordinario y que como se sabe debe estar fundamentado en las checadas de su tarjeta, para este asunto es el administrador quien en repetidas ocasiones le checa tarjeta de salida y entrada. Respecto a los temas aquí externados yo he hablado con el señor Espino pues en todo este asunto si se llevara a cabo una auditoría no sólo el señor Espino y la señora Vallejo aparecerían como implicados, sino todas las empleadas que colaboramos en la administración de esta entidad.

Ya en una ocasión la señora Vallejo culpó a una compañera de haber robado un cheque, incluso el señor Espino interpuso una demanda judicial por la pérdida del cheque en mención, sin embargo al llevarse a cabo las investigaciones se constató que había sido la señora Vallejo quien había entregado el cheque a un maestro de la facultad de Idiomas, mismo que cobró en el banco, como lo demuestran las imágenes de video mostradas por dicha institución bancaria. Respecto a esto, el maestro argumentó que él no era culpable de tal hecho, sino la señora Vallejo pues ella le había entregado el cheque equivocadamente entre los que sí le correspondían.

Esta no es la primera ocasión en que me acerco al señor Espino para rogarle enmiende su conducta pues lamentablemente todas las que trabajamos aquí formamos parte de su equipo. Que asuma el cargo que le fue encomendado con honradez y justicia, sin embargo la respuesta del señor en mención son que absoluta indiferencia.

Por otro lado la Señora Vallejo valiéndose de la protección del señor Espino argumenta que ella es muy amiga de la C. Lic. Guadalupe Perea y de la licenciada Josefina Castro, pues les da masajes de manera personal. Si existiera duda de lo que aquí argumento me amparo en la opinión general de quienes laboramos en esta Unidad de Humanidades, de manera que se investigue la conducta prepotente de estas dos personas.

Por otro lado, los salones de uso exclusivo de la Universidad Veracruzana como son el auditorio Jesús Morales, Librado Basilio, Salón Azul, Salón Blanco, pero particularmente el Auditorio de esta Unidad son rentados de forma particular por el Señor Espino, de manera que la señora Vallejo cobre sus cuotas, como es el caso de la Judicatura de Gobierno Federal, a quienes les cobran una cuota diaria de $400,00 pesos por el uso del Auditorio, en ocasiones estas cuotas son diarias.

Es el mismo caso del CBTIS 13, el Director de dicha escuela solicitó el auditorio para presentar una obra dirigida a estudiantes en la cual hablan de la problemática de las drogas, por dicha presentación se le cobraron $600.00 pesos diarios por permitirle el uso del dicho espacio. El uso del teléfono de la administración se encuentra restringido para quienes laboramos aquí, pero no así para la C. Guadalupe Vallejo quien con la mano en la cintura dispone de este beneficio utilizándolo para llamadas particulares incluso fuera de la ciudad.

Por ningún motivo que no sea que se ejerza la justicia es que me he atrevido a denunciar estos hechos, mismos de los que nos sentimos cómplices sin serlo y avergonzadas al mismo tiempo. Ya en una ocasión nos dirigimos la C. Carolina Calderón Diz y la que escribe, con el Dr. Casillas, director del Área Académica de Humanidades, para manifestarle la situación que se estaba generando en dicha Entidad, el Doctor Casillas nos tranquilizó diciéndonos que hablaría con el señor Espino respecto a este asunto, pero después no supimos más.

Son muchas las anomalías que podría mencionar, sin embargo resulta incómodo y doloroso, para quienes laboramos al lado de estas personas, mencionarlas todas. Como menciono en el segundo párrafo de este escrito, el día de hoy 30 de junio, después de hablar con el C. Doctor David López León, jefe del departamento de personal de la Universidad Veracruzana sobre este tema, quise hablar con el señor Espino para solicitarle nuevamente que parara toda esta ola de atropellos pero lejos de razonar nos amenazó, tanto a mí como a mis compañeras de ponernos a disposición de personal y doblado de la risa dijo que todas nos iríamos de nuestros puestos.

Apelo al buen juicio de nuestras autoridades Universitarias a fin de que se frene este asunto tan penoso y de antemano declaramos que no somos cómplices de los actos de corrupción que aquí se han generado, muestra de ello es la presente denuncia.

Por razones por demás obvias le ruego omitir mi número telefónico, así como mis direcciones.

Xalapa-Equez., Ver., Junio 30 de 2010

Amparo Flores Fernández