Ir a Menú

Ir a Contenido

Verificacin 2022
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Inspeccionan diputados bodega de coque en Jáltipan; no llegó el Alcalde

- No hay fecha para determinar el cierre del centro de acopio

- Antes se determinaría si causa o no contaminación

Rafael Mel?ndez J?ltipan, Ver. 10/02/2014

alcalorpolitico.com

La Comisión Especial de Diputados del Congreso Local y el Procurador del Medio Ambiente, Dalos Ulises Rodríguez, arribaron al municipio de Jáltipan para realizar una inspección ocular de las instalaciones de la bodega de coque, propiedad de la empresa García-Munté, para verificar el presunto daño de contaminación causado por la exposición y el manejo del residuo petrolero.

Sin contar con la presencia del Alcalde jaltipaneco, Miguel Ángel Bahena Viveros, ni del diputado Domingo Bahena Corbalá, a este municipio llegaron los legisladores Tonatiuh Pola, Jesús Vázquez y Fidel Robles para atender las demandas de la población que reclaman el cierre total de la factoría por la toxicidad que afecta flora, ganado y la salud de las personas, según

asegura el grupo ambientalista “Chogosteros en Acción”.

De acuerdo con la presidenta del organismo, Julissa Hernández Gijón, la población se ha manifestado en contra desde un inicio de la operatividad del centro de acopio de coque en su municipio, temiendo que esto pueda desencadenar crisis de contaminación, que provocarían enfermedades como el cáncer.



Habitantes de la congregación minatitleca de Capoacán, también acudieron a la cita para solicitar la intervención de los diputados y logren que Petróleos Mexicanos (PEMEX) garantice que la planta de coque de la refinería Lázaro Cárdenas no provoque más contaminación en esa zona.



Hay que recordar que de la refinería minatitleca, se extrae el coque que posteriormente es enviado a Jáltipan, y por medio de la red ferroviaria se trasladaría a otros puntos para su procesamiento.

Personal de la Procuraduría Federal de Protección Ambiental (PROFEPA), Secretaría de Medio Ambiente Recursos Naturales (SEMARNAT), y de la Procuraduría de Medio Ambiente (PMA), recogieron muestras de agua y de tierra, para determinar que las muertes de reses y de vegetación, así como enfermedades de la población son causadas por este material.



Finalmente, después de haber confirmado la presencia de daños, el tema se tomaría como punto de acuerdo para determinar si procede o no el cierre del punto de distribución del coque.