Ir a Menú

Ir a Contenido

Prevención del dengue
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Jugando el Wii y escuchando Mozart, la UV investiga el autismo en niños

- Uno de cada 70 niños en Veracruz tendría autismo: Doctor Jorge Manzo

- Instituto de Investigaciones Cerebrales es pionera en investigaciones sobre este trastorno

- En terapias con la consola Wii, niños autistas mejoran socializar, duermen mejor

- Música clásica reduce su alta presión arterial

Teresa Arroyo Gopar / Guadalupe H. Mar Veracruz, Ver. 10/10/2021

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Aunque no existe una estadística oficial, se considera que uno de cada 70 niños podría presentar autismo en Veracruz y no es que la cifra haya crecido en los últimos 20 años, sino que ahora hay más personas capacitadas para diagnosticar los casos de menores que presentan esta alteración de desarrollo neural, comentó el doctor Jorge Manzo Denes, responsable de la línea de investigación sobre Neurobiología del Autismo, en el Instituto de Investigaciones Cerebrales (LICE) de la Universidad Veracruzana.

La Universidad Veracruzana, a través de LICE, ha sido pionera en las investigaciones científicas sobre el autismo y a través de la plasticidad neural y no de medicamentos, se busca dar una mejor calidad de vida a los niños y jóvenes que presentan estos trastornos.

¿A nivel mundial, si hay estadísticas sobre el número de niños con autismo?



En el mundo se manejan diferentes cifras, Estados Unidos maneja uno de cada 69 niños tiene autismo, los europeos van por ahí uno de cada 70, los asiáticos también, digamos que la prevalencia es uno entre 60 y 100 niños, todos por igual, lo cual implica que es una tasa muy elevada porque si nosotros vemos los kínderes o las escuelas primarias son escuelas que tienen 200 o 300 niños como grupos, entonces de acuerdo estadísticas habrá tres o cuatro niños con autismo en cada escuela por lo menos, más o menos la estadística global y sería importante que el INEGI realice un censo para saber qué porcentaje de la población en el país tiene autismo ya diagnosticado..

En términos científicos el doctor Jorge Manzo explicó qué es el autismo.

El autismo no es una enfermedad, es un trastorno, esto significa que algo no se estructuró bien en ese cerebro, pero no está enfermo, entonces no hay nada que curar, ahí empezamos con la complejidad del autismo, no están enfermos entonces qué podemos hacer, lo que pasa en estos cambios en la conformación del cerebro, el niño empieza a manifestar en estas edades entre dos y tres años de edad, diferentes conductas que ya los padres las detectan, es cuando buscan atención médica porque empiezan a notar cosas extrañas, qué es lo que se nota a esta edad, la palabra autismo es por aislamiento, es la principal característica que tienen estos niños, nosotros sabemos que los niños son muy sociables, los autistas no.



¿Cómo identificar que un niño es autista?

Una característica infantil en el autismo, eso fue lo primero que se empezó a detectar, ya no son sociales, comienzan a aislarse, se separan en sus casas, están solos. El segundo es que empiezan a perder el lenguaje lo que hable un niño de dos o tres años, en ese momento lo empieza a perder, empieza alterar los sonidos que emite y ya no tiene manera de comunicarse verbalmente de manera adecuada, empiezan a retroceder y lo otro es que empiezan a tener alteraciones en el movimiento corporal, empiezan a tener lo que nosotros le decimos movimientos estereotipados repetidos, los niños juegan mucho con las pelotas, les gustan, pero nosotros sabemos que a un niño de dos o tres años le ponemos una pelota va agarrar la pelota, la va a rebotar, la va a patear, la va aventar, va hacer diferentes cosas con la pelota, un niño con autismo no, hace siempre lo mismo si la va a rebotar, pero la va a seguir rebotando y puede estar así una hora.

Actualmente no hay pruebas de laboratorio, de sangre o encefalogramas que indiquen si un niño tiene autismo, no se puede detectar, la única manera de diagnosticar es observando la conducta del niño y si se identifican esos tres patrones con eso ya se empiezan a diagnosticar, porque no se ha encontrado ningún marcador biológico que así lo indique, por ello los terapeutas y los médicos, tienen que enfocarse en lo que es el análisis de la conducta, comentó el investigador del Instituto de Investigaciones Cerebrales de la UV.



Respecto a que, si los niños con autismo deben ser medicados, comentó:

No hay medicamentos, hay varias terapias ocupacionales para los chicos con autismo y como no es una enfermedad no va a haber una cura, por lo tanto, no deben de ser medicados, porque no están enfermos.

¿Cuáles son las aportaciones que hace la Universidad Veracruzana, en materia de investigación, para ayudar a los niños con autismo?



La línea en general se llama Neurobiología del Autismo porque lo que yo estoy haciendo aquí con mis estudiantes son dos grandes bloques de investigaciones: la primera, que es la investigación básica con los animales, empezamos utilizando ratas y ahorita utilizamos peces y a las ratas nosotros podemos inducirles autismo con un fármaco, porque al cerebro de esos peces o de esas ratas si los podemos obtener y los podemos ver en el microscópico, les podemos hacer análisis bioquímicos todo lo que se pueda, podemos tener una inferencia porque trabajamos con un niño, pero a un niño no lo vamos a tocar, entonces lo que hacemos son trabajos en paralelo, por un lado hacemos trabajos en esos modelos animales y por otro lado hacemos trabajos en niños.

La investigación, explicó, se basa en que hay un proceso en nuestro cerebro que se llama plasticidadneural que implica todos los cambios que el cerebro hace en su circuito de vida y neuronas para que nosotros podamos ejecutar alguna acción, entonces si nosotros quisiéramos aprender a jugar basquetbol y nunca hemos tirado una pelota al encestarla las primeras veces va a caer por todos lados menos en el aro, pero conforme vayamos practicando nos vamos a especializar, esto es que nuestras neuronas se adaptan para que podamos hacer ese ejercicio, quiere decir que ya hay una plasticidad para dominar eso, como nosotros no tenemos una manera de curar el autismo, de todo este gran proyecto de Neurobiología del Autismo una de las líneas que emergió para mejorar la calidad de vida del niño, es induciendo plasticidad cerebral.



¿Cómo se logra inducir la plasticidad cerebral?

Cuál es la mejor manera en que nosotros podamos disparar la plasticidad cerebral, moviendo el cuerpo, el movimiento corporal es una de las actividades más eficientes para nosotros, pues promovemos la plasticidad de nuestro cerebro, por eso se recomienda hacer ejercicio, caminar porque eso te va a generar mucha plasticidad. Entonces el primer trabajo que hicimos fue en Veracruz puerto, en el centro de rehabilitación infantil CRIVER, que está en Medellín, ahí hay un grupo bastante grande de niños con autismo, lo que hicimos fue que el niño se mueva, pero no lo podíamos sacar a un campo, a un área de juegos y decirles corre, por su misma condición de aislamiento.

Lo que se hizo, dijo, “es algo que todavía no podemos explicar, que los niños con autismo por alguna razón son muy afectos a las pantallas, cualquier celular, tableta, televisión, todo lo que sea pantalla les llama mucho la atención, ahí sí ponen atención, entonces nosotros lo que ofrecimos en Veracruz, es utilizar una consola de videojuegos, el Wii, (con un juego de deportes), en lugar de que le dijéramos al niño que se moviera, era el avatar de la pantalla el que le decía y a él si le hacía caso.



Detalló cómo funciona el Wii en los niños:

Es comercial, nosotros lo compramos, lo adaptamos con el Wii hicimos el primer trabajo con 25 niños poco más de dos años en el Centro CRIVER, trabajábamos dos veces a la semana, lunes y jueves 20 minutos, los resultados fueron sorprendentes, porque son muy hipersensibles a los ruidos, los molestan mucho la luz, no pueden entrar al supermercado porque es “mortal” para ellos, con la terapia varios papás nos decían que sus hijos ya entraba al supermercado, mostraron socialización, esto después de un año, comenzaron a jugar con otros niños, a dormir mejor por las noches, porque también tienen alteraciones en el sueño, ya no se quedaron encerrados en sus casas, todos estos beneficios se fueron adquiriendo por la terapia.



La segunda investigación se centró en lectoescritura para ayudar a los niños con autismo a leer y escribir, se hizo una prueba piloto con 16 menores de la ciudad de Xalapa, se creó una página que hasta el momento ha sido descargada más de 3 mil ocasiones, para ayudarlos a que puedan comunicarse de mejor manera.

Una aplicación de Internet de escritura para niños con autismo, estuvimos usando como un año la aplicación con ellos e incluso los más adelantados, pasaron de la computadora a lápiz y papel, ya leen algunas cosas, ya escriben, si no pueden hablar cuando menos ya se pueden expresar y ya escriben un recadito, el resto de la tarea ya depende de cada familia, ahorita está por internet para computadoras conectadas con un navegador y queremos hacer la aplicación para las tabletas y los teléfonos para que pueda “bajarse”, nos hemos detenido un poco porque las compañías nos piden un cobro y nosotros en realidad queremos que sea gratuito, expresó el entrevistado.

¿La tercera línea de investigación en qué consiste?



La línea de investigación todavía va mucho más allá, la gran mayoría de los niños con autismo tienen frecuencias cardíacas y presión arterial alta, estamos trabajando con todos los sentidos, estimulamos a los menores con la sonata 448 de Mozart, que por alguna razón les induce efectos de plasticidad en el cerebro, a 15 niños los pusimos escuchar durante un año, estimulando dos veces a la semana, durante cinco minutos con la sonata de Mozart y la presión arterial y frecuencia cardíaca se venían hacia abajo.

Finalmente habló respecto a la cuarta investigación que se llevará a cabo y que será con adolescentes autistas, es la relacionada con educación sexual, en los tres bloques de conducta humana, “tiene que ver con la atracción, cuando las personas se sienten atraídas por otra, la segunda es la proseptividad, lo que uno hace para atraer a la persona que nos gustó, ya me visto bien, me corto el pelo, me echó perfume y finalmente el acercamiento, es decir cuando ya hay contacto físico, sin embargo los jóvenes con trastornos neurales, se saltan la segunda conducta que es proseptividad, y en muchos casos son agredidos o acusados de acoso, porque la gente no entiende eso”.

Lo que se pretende con el proyecto es trabajar con esos chicos la plasticidad neural para inducir la conducta dos que se refiere a la proseptividad, que no se la salten, que apliquen las tres conductas, esta investigación se retomará una vez que concluya la pandemia de Covid 19.



Estas son algunas de las innovadoras investigaciones científicas que realiza el Instituto de Investigaciones Cerebrales, de la Universidad Veracruzana, en beneficio no solo de los veracruzanos y mexicanos, sino también para aquellos que, en cualquier parte del mundo, tienen una persona autista en casa.