Ir a Menú

Ir a Contenido

Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Kínder de Boca del Río lleva un año sin luz; padres piden apoyo de autoridades

- Desde su fundación, el plantel estaba “colgado” al servicio de energía; CFE impuso multa de 53 mil pesos

- Tampoco tienen agua, pues requieren de bomba eléctrica; la situación afecta a 25 infantes

Cinthia Ziga Boca del Rio, Ver. 03/07/2018

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
El jardín de niños "18 de Marzo", que pertenece al Gobierno federal y se encuentra ubicado en la colonia Petrolera, en Boca del Río, lleva todo un ciclo escolar completo sin energía eléctrica.

Al respecto, la Directora del plantel, Gladys Palmeros, explicó que la escuela se fundó hace 30 años y desde entonces la Federación no se ocupó de elaborar un contrato formal con la Comisión Federal de Electricidad (CFE), razón por la que desde hace un año tienen cortado el suministro energético.

Detalló que ella tiene dos años al frente de esta escuela y fue cuando se enteró de que el edificio lleva conectado de forma irregular al cableado de la CFE desde su construcción y fundación; por lo que desde hace un año la Comisión suspendió el suministro e impuso una multa de 53 mil pesos por el robo de energía.



La profesora aclaró que en ningún momento quisieron incurrir en un delito, ya que desconocían la situación; por lo que han pedido en reiteradas ocasiones el apoyo de la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV), del ayuntamiento de Boca del Río e inclusive del ayuntamiento de Veracruz para solucionar el problema. No obstante, las autoridades han hecho caso omiso a sus peticiones.

Comentó que en este jardín de niños estudian 25 infantes, pero la matrícula va decreciendo debido a las calurosas condiciones en las que toman clases los niños.

Para sofocar un poco el calor de los saunas en que se convierten los salones, las educadoras sacan a los niños con todo y sillas y mesas al patio, que está cubierto por un domo, en donde con cartulinas o abanicos intentan mitigar el calor de los pequeños, quienes permanecen todo el día empapados en sudor y con los rostros colorados.



Aunado al calor, los niños ni siquiera pueden beber agua fresca, pues al no haber energía eléctrica, el refrigerador no está encendido y tampoco tienen agua en los sanitarios, pues utilizan bomba eléctrica que no puede accionarse.

Por si fuera poco, también necesitan reparación de la infraestructura, ya que algunas aulas se caen a pedazos y los juegos donde anteriormente los pequeños compartían momentos de diversión, ya no funcionan.

Derivado de esta situación, piden apoyo a las autoridades para pagar la multa y realizar una adecuada conexión al cableado de la CFE y un contrato oficial, pues reconocieron que no tienen recursos suficientes para pagar la sanción y temen que la escuela desaparezca debido a la falta de alumnos.