Ir a Menú

Ir a Contenido

Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

La pintura y literatura, refugio de la xalapeña Chepita Rodríguez en la pandemia

- De manera autodidacta empezó a dibujar y a elaborar cuadros en óleo y acuarela

- Sus textos forman parte de la colección De los Sueños a la Libertad y Voces de Otoño

Arturo Benjamn Prez Xalapa, Ver. 31/08/2022

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
El confinamiento a causa de la pandemia fue duro y difícil para muchos, situación mundial nunca antes vista que causó estragos en muchas familias. Sin embargo, destacan aquellos que ese aislamiento lo usaron de manera creativa, como es el caso de la maestra xalapeña María Josefa Rodríguez Escobar.

Profesora de muchas generaciones de alumnos que la recuerdan con cariño, afecto que se nota cuando la encuentran y saludan con entusiasmo. Chepita, como familiarmente le llaman, decidió fortalecer habilidades que ya había explorado con anterioridad, como la pintura y la literatura.

- Para usted, ¿qué es escribir?



- Es narrar y relatar anécdotas personales. El escribir hace que broten los más profundos sentimientos del alma. Es como un abrazo que se recibe acompañado del más tierno mensaje de afecto, de simpatía, de añoranza, de melancolía y de felicidad…. Es como una caricia al corazón”.

- ¿Y el pintar, que significa para usted?

- Es transportarse al mundo maravilloso de la pintura, es plasmar la belleza que se percibe, que se siente. Lo más gratificante es ver que, quienes observan tu obra, la aprecian y la admiran, les crea un remanso de paz, un refugio y también un consuelo.



Como hija del doctor Gustavo A. Rodríguez y Sáinz, creció en un entorno familiar que le dio acceso a las bellas artes, a la Literatura, su padre, también xalapeño nacido en la calle de Díaz Mirón, casi enfrente de Los Berros, cronista emérito de Xalapa, fue un narrador nato, lo que le permitió ganar un Concurso de Ensayos Literarios convocado por el Gobierno japonés para conmemorar los 2 mil 800 años de la fundación del Imperio del Sol Naciente.

Chepita Rodríguez Escobar heredó, sin duda, esa habilidad para escribir. Al leer sus textos, se da uno cuenta que se le da, sin dificultad, hilvanar hechos y situaciones para ofrecer una buena historia como las que aparecen en los textos De los Sueños a la Libertad, publicado en octubre del año 2017; Voces de Otoño. Cuentos y Relatos, publicado en mayo de 2021; y el más reciente Voces de Otoño. Tributo a la Memoria. Narrativa personal, publicado en mayo de este año, recién presentado el mes pasado.

Voces de Otoño es un grupo femenino que, al igual que ella, enfrentó varios retos durante la pandemia, confinamiento que les permitió romper muchas de sus limitaciones personales; como involucrarse con la tecnología, no temer a equivocarse, así como a escribir para publicar un libro.



La maestra Chepita Rodríguez, nos indicó que el grupo se formó a iniciativa de Olga Idalia Smith Horruitinier, quien de manera entusiasta invitó a un grupo de damas interesadas en participar en un taller de lectura.

Como resultado de esas sesiones decidieron imprimir la serie Voces de Otoño, iniciada con De los Sueños a la Libertad; siguió Voces de Otoño. Cuentos y Relatos, para concluir con Voces de Otoño. Tributo a la Memoria, publicado en mayo de este año, recién presentado, en el que participaron Dora Isabel Hernández Mesa, Dulce María Gamboa León, Eva Pérez Chávez y Julia Beatriz Fajardo Ramírez.

Además de Luz María Báez Huesca, María Álvarez Valdez, María Esther Rodríguez y Fernández, María Rosa Muñoz Ceballos, Martha Elizabeth Olmos Gutiérrez, así como las propias Olga Idalia Smith Horruitinier y Chepita Rodríguez.



Círculo amistoso que tenía como punto común, la promoción de la lectura, primero. Después fue el escribir, de ahí que compartieron anécdotas e historias, sucesos que habían observado e incluso vividos. Fue una aventura literaria que les abrió una nueva ventana para ver la vida.

Chepita Rodríguez, desde que este reportero la conoce, siempre ha sido un ser humano inquieto y curioso, le atraen tanto las bellas artes, de tal manera que de manera autodidacta empezó a dibujar y a elaborar cuadros en óleo y acuarela. Lo que fue un hobby fue el motivo de que en meses atrás el Club Britania Ánimas le hiciera una exposición homenaje.

No me resultó nada extraño enterarme ahora que sus escritos forma parte de los textos de los libros De los Sueños a la Libertad, Voces de Otoño. Cuentos y Relatos y el más reciente Voces de Otoño. Tributo a la Memoria. Narrativa Personal.



Leí con atención los textos, todos con temas variados, que tienen en común el compartir vivencias, el ser voces que comparten con sus lectores anécdotas ocurridas en lugares familiares, comunes y, por ello, trascendentes.