Ir a Menú

Ir a Contenido

Veracruz
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

La preferencia sexual es plástica, investigación descubre que puede modificarse

- Tamara Cibren Yanderal, investigadora de la UV, destaca que transformación a nivel cerebral es mucho más maleable de lo que se pensaría
- Se puede cambiar preferencia sexual de un animal; si antes prefería una hembra, ahora puede preferir un macho

Ariadna Lezama Palma Xalapa, Ver. 11/10/2013

alcalorpolitico.com

Tamara Cibren Yanderal, maestra en ciencias e investigadora de la Universidad Veracruzana presentó la ponencia “Preferencias de parejas condicionadas hacia el mismo sexo”, la cual es una investigación doctoral y que consiste en demostrar que la preferencia sexual es totalmente plástica.
 
Comentó que utilizó un dopaminérgico en los receptores tipo dos en algunos ratones de pradera que son normalmente monógamos y que lo que hace es que los receptores del cerebro que están relacionados con la formación de preferencias de pareja se puedan cambiar.
 
“Lo que nosotros tratamos de hacer es mimetizar el mismo efecto con un fármaco que active estos receptores en específico y juntamos a los animales del mismo sexo para ver la preferencia. Posteriormente, en donde ponemos a una hembra receptiva que es lo que naturalmente preferiría y a un macho con el que había estado asociado previamente y lo que encontramos es que prefiere al macho tanto en conducta social como sexual”.
 
Con este experimento se descubrió que se puede cambiar la preferencia sexual de un animal que antes prefería a una hembra, ahora puede preferir a un macho.
 
La hipótesis que se tuvo desde un principio era estudiar la posibilidad de modificar mediante un programa de condicionamiento pabloviano, a través de un estímulo hacia algo que originalmente no tenía ningún valor, se volviera valioso y mucho más fuerte el estímulo y preferencia por algo que antes no era deseable.
 
“Estas relaciones o preferencias de pareja que se forman, pueden ser más plásticas de lo que se consideraba, siempre ha habido un debate en cuestión de la naturaleza o crianza entorno a la preferencia sexual (…) en el cerebro se llama plasticidad cuando puede modificarse algo que estaba asentado de manera innata o que biológicamente estaba destinado de esa manera, pero que toda la transformación que puede haber a nivel cerebral es mucho más maleable de lo que se pensaría, entonces al referirme al plástico me refiero a la maleabilidad que puede tener”.
 
Comentó que las preferencias hacia ciertas prácticas sexuales o situaciones que no son las que se ven tradicionalmente ya sea por objetos, animales o cosas inanimadas, son porque la formación de sus preferencias se crearon de otra manera y en donde lo encontró recompensante es algo que para otras personas no lo es y que se generó con toda una liberación cerebral, neuroquímica y conductas; sin embargo, todo ello puede ser modificable.
 
“Las preferencias de pareja del mismo sexo que se considerarían que no pueden ser modificables, nosotros con un programa como el de acondicionamiento y la aplicación de receptores, sí puede ser un poquito más maleable”.
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Ipax
  • Salon de usos multiples
  • Seguimos trabajando