Ir a Menú

Ir a Contenido

Seguimos trabajando
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

Laguna Verde y la energía nuclear (I/III)

Jorge Salazar Garca 23/12/2019

alcalorpolitico.com

En el mes de abril pasado, igual que hace 30 años, el Ecologista Universal realizó su caminata hacia las instalaciones de la Central Nucleoeléctrica de Laguna Verde (CNLV) para demandar su cierre. Lo relevante en esta ocasión fue el hecho de haberse dirigido a un Presidente que, durante su último debate (1:49:33), aceptó no tener contemplada la energía nuclear en su propuesta. Le solicitó concretamente “cancelar la planta porque es un riesgo día a día para la salud de los veracruzanos”. Es uno de aquellos activistas antinucleares (Madres Veracruzanas, Unidad de Jóvenes Activos, etcétera) surgidos a partir del accidente de Chernóbil, ocurrido el 26 de abril de 1986 en la antigua Unión Soviética (URSS), hoy Rusia.
 
Lo anterior, pereciera ser un comentario a destiempo; sin embargo, el fracaso de la COP25[1] y las recientes noticias relacionadas con la energía nuclear le dan actualidad y justifican. Una de esas notas fue emitida por la CFE, el 10 de diciembre en curso, se refiere a la construcción de más plantas nucleares en territorio veracruzano y otras en la costa del Pacífico. De concretarse tales proyectos, significaría dar continuidad al modelo neoliberal, cuya premisa es anteponer los negocios a todo, incluso a la vida misma. La paraestatal confirma así lo anunciado por la Secretaría de Energía (SENER-2016) sobre edificar 3 plantas nucleares en Veracruz. La otra información (alcalorpolitico)[2] conectada con el tema es la demanda interpuesta por Ana Luisa Rodríguez Valladares (agosto 2019), en contra de esa empresa pública para fincarle responsabilidades por ser despedida después de haber sido contaminada con cobalto en Laguna Verde y dejarla sin atención médica con riesgo de contraer cáncer. El asunto fue confirmado por su abogado, Ricardo Morales, al agregar que la CFE ha ocultado otros hechos de contaminación ocurridos. Ambas noticias son de vital interés no sólo para los que vivimos a menos de 100 kilómetros de las instalaciones de la nucleoeléctrica sino para toda la población del Estado. Ante la postura conservacionista del nuevo gobierno, vale la pena preguntarse por qué se aprueban más centrales cuando países como Japón y Alemania las han comenzado a desmantelar.
 
Por las razones anteriores, es pertinente conectar la cuestión Nuclear con el calentamiento global y la seguridad de los veracruzanos. Así pues, en las líneas siguientes usted conocerá información oficial relativa a Laguna Verde y a los accidentes ocurridos en las centrales de Fukushima, Tres Millas y Chernóbil. Este último, por cierto, estupendamente documentado en la serie televisiva de Netflix, cuyo guión está basado en el libro “Voces de Chernóbil” [3] de Svetlana Alexievich. De la obra citada, se tomarán (e intercalarán en el texto) partes del desgarrador testimonio de Liudmila Ignatenko, esposa del bombero Vasili Ignatenko, quien desde los primeros momentos de la explosión estuvo presente en la central para apagar el fuego.
 
Origen de la Central Nuclear de Laguna Verde (CNLV)
 
Fue al presidente Gustavo Díaz Ordaz (1962-1968) a quien le correspondió autorizar el proyecto de marras, siendo Fernando López Arias gobernador de Veracruz. Desde entonces, han sido 11 gobernadores y 9 presidentes quienes lo apoyaron sin cortapisas, desoyendo a los opositores a ese monstruo tecnológico, caro y peligroso, que consta de dos reactores tipo BWR-5, ya casi en desuso en aquel tiempo.
 
-En mitad de la noche oí un ruido. Gritos. Miré por la ventana. ÉL me vio: -Cierra las ventanillas y acuéstate.
 
 Hay un incendio en la central. Volveré pronto.
 
Para el suministro de los reactores de agua en ebullición y generadores se contrató a la General Electric y Mitsubishi, respectivamente. La primera unidad inició operaciones en 1990 (Carlos Salinas); la segunda lo hizo el 10 de abril de 1995 (Ernesto Zedillo). Su vida útil está por concluir; una en 2020 y la otra en 2024. La edificación se realizó en Punta Limón, municipio de Alto Lucero; a 69 kilómetros del puerto de Veracruz, 60 km de Xalapa y a 3 kilómetros de un proyecto minero. Los edificios se cimentaron a partir de los 10.5 metros sobre el nivel del mar.
 
-No vi la explosión. Sólo las llamas. Todo parecía iluminado. El cielo entero… Unas llamas altas.
 
Y hollín. Un calor horroroso. Y él seguía sin regresar.
 
Juntas, las unidades generan 1640 MW (820 c/u), aportando el 3.2% de la energía que consume el país. En este sexenio se planea incrementar la producción a 3850 MW entre 2026 y 2029. Tan sólo el año pasado, la CFE gastó más de 200 millones de pesos en estudios para construir más plantas del mismo tipo, cuyo costo inicial se calcula en 7000 mdd, para una vida útil de 60 años.
 
-No sólo yo, vinieron todas las mujeres, todas cuyos maridos habían estado aquella noche en la central.
 
 Lo vi… Estaba hinchado, todo inflamado… Casi no tenía ojos…
 
¿Cómo funciona una central?
 
Básicamente, cada unidad es una vasija metálica grandota, aislada por un contenedor de concreto hasta de 1.50 m de grueso forrado internamente por una placa de acero de 1 cm de espesor. Mide 21 m de altura, 5.3 de diámetro. Tiene en su interior 444 ensambles de uranio 235 que es el combustible con el cual, mediante la fisión nuclear, se libera el calor que transforma el agua líquida en el vapor necesario para hacer girar las turbinas que mueven los generadores eléctricos en la producción de electricidad. La fisión es permanente, por lo que debe ser controlada con barras de grafito (y otros elementos) que moderan la reacción en cadena. Naturalmente, en el interior hay ingentes cantidades de radiación de partículas inestables (isotopos) contenidas (gamma, alfa, beta). Las partes fundamentales de la central son: el reactor, el generador de vapor y el condensador que es enfriado con el agua del mar. En cuanto al reactor (pieza metálica esencial), se destacan como sus componentes el combustible, el reflector, el refrigerante, el sistema de control y de protección contra la radiación.
 
-A las diez de la mañana murió el técnico Shishenok. Fue el primero… el primer día. Luego supimos que, entre los escombros, se había quedado otro… Valera. No lograron sacarlo. Nadie hablaba de la radiación.
 
Antes de conocerse las consecuencias...
Continuará...
 
[1] 25ªva Conferencia de las Partes de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático realizada en Madrid, España, concluida(14/12/2019) sin acuerdo por el boicot de E.EU.U, Arabia, Australia, India, Brasil, Canadá Rusia, China y Japón, principalmente.
  • Estiaje 2021
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Ipax
  • Salon de usos multiples
  • Ayuntamiento de Xalapa