Ir a Menú

Ir a Contenido

Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Las extorsiones no paran en el Gobierno de Cuitláhuac

- En cuatro años la administración morenista acumula 2 mil 666 carpetas de investigación

- En el 2020 hubo ligera baja respecto del año previo; para el 2021 volvió a incrementarse

Jos Topete Xalapa, Ver. 11/08/2022

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Durante los cuatro años de gobierno de Cuitláhuac García Jiménez, la entidad veracruzana acumula un total de 2 mil 666 carpetas de investigación por extorsiones.

Apenas esta semana, el Gobernador reconoció que dicho delito sí ha incrementado a diferencia de otros tipos penales.

En ese sentido, datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) detallan que en el Estado este delito si bien en algún momento ha ido ligeramente a la baja, no ha logrado erradicarse.



Las cifras indican que, durante el 2019, el primer año de gobierno, se abrieron 794 carpetas de investigación por este tipo penal.

La cifra es mucho mayor a la registrada durante el último año de gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, el 2018, donde fueron 578 casos.

Durante el 2020, las autoridades de Veracruz reportaron a la Federación la apertura de 714 indagatorias al respecto, una ligera baja respecto al año previo.



Para el 2021, la incidencia volvió a incrementar, pues fueron reportados 744 casos.

En lo que va del 2022, hasta junio de este año se han iniciado 414 carpetas, lo que equivale al 55 por ciento del total de delitos cometidos el año pasado.

Delito al alza en Xalapa



El delito de extorsión ha estado presente de forma importante también en la Capital del Estado, aunque el alcalde Ricardo Ahued Bardahuil haya señalado desconocer los casos de “cobro de piso”.

Hacia la primera mitad del año, en Xalapa se han presentado 59 casos de extorsiones, con corte a junio de 2022.

Durante el 2021, la cifra se colocó en 126; para 2020 fueron 139 casos y en 2019, la Capital veracruzana presentó 150 casos.



Otros municipios afectados

Cabe recordar que, a principios de año, empresarios de Coatzacoalcos recriminaron al gobernador la impunidad en la que se mueve la delincuencia organizada para cometer este delito.

En respuesta, el mandatario refutó que las extorsiones se acaban colgando el teléfono; sin embargo, también las cifras oficiales confirman que este delito va al alza en aquella ciudad sureña.



Así, Coatzacoalcos acumula desde 2018 hasta junio de 2022 un total de 210 carpetas de investigación al respecto, sin que se sepa qué destino tuvieron o cuántos detenidos y/o procesados hay en relación con esta cifra.

El Secretariado refiere que durante el último año de gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares y primer mes de administración de García Jiménez la ciudad de Coatzacoalcos cerró con 42 carpetas de investigación abiertas por este tipo penal.

Durante todo el 2019, la cifra fue más baja al registrarse el inicio de 27 indagatorias al respecto, de acuerdo con la información que la Fiscalía General del Estado (FGE) hizo llegar a la autoridad federal.



Sin embargo, en los dos últimos años las cifras volvieron a dispararse. La información refiere que, en 2020, el delito creció casi 100 por ciento con respecto al año anterior, al posicionarse en 47 carpetas de investigación iniciadas.

Ya para el 2021, la Federación indica que Veracruz confirmó la apertura de 63 carpetas de investigación por este delito en Coatzacoalcos, otra vez al alza.

Además, de enero a junio de este año, son 31 carpetas de investigación, casi la mitad de las registradas el año pasado.



Respecto a la declaración del Gobernador, los empresarios acusaron en un comunicado de la Cámara Nacional de Comercio (CANACO) que las extorsiones han escalado no sólo en cifras sino en la manera en la que se producen.

Citaron, por ejemplo, que de amenazas telefónicas se han adoptado otros recursos como dejar notas o “cabezas de cochino” en los negocios, hasta incluso balear los comercios y los domicilios de los empresarios.

“En el centro de nuestra ciudad se reparten amenazas de extorsión como si fueran volantes publicitarios, haciendo alarde de impunidad, todo esto sin consecuencia alguna”, recriminaron.