Ir a Menú

Ir a Contenido

En Coatzacoalcos?

Lilia Aragn nos deleit con su monlogo

Quiere acabar con los feminicidios Las mujeres son lo mejor de la humanidad

Coatzacoalcos, Ver. 03/06/2006

alcalorpolitico.com

La an Secretaria de Estadstica y Organizacin de la Asociacin Nacional de Actores (ANDA), Lilia Aragn, ley un recorrido histrico de las ideas que se han venido forjando sobre las mujeres a travs de los aos. Las mujeres hemos sido de todo un poco, y continu, vctimas, victimarias, escritoras, musascuerpos mutiladas en el desierto. Desde Adn y Eva y la creacin de la mujer, hasta nuestros tiempos, coment, la mujer ha sufrido discriminaciones.

Lo que recalc la Diputada Federal de la LIX Legislatura por el DF, en su monlogo fue que a las mujeres las degradan empezando por los temibles sobrenombres que se les otorgan. Golfo en hombre es mar; golfa en mujer es prostituta. Ruletero taxista; ruleteraprostituta; zorroun hroe; zorraprostituta. As siguieron los patrones que hacan rer al pblico, y entre risa y risa se dej muy claro que no eran chistes, sino la triste realidad y la manera en que son humilladas las mujeres.

La sala Olmeca se entusiasm con un reflejo de los innumerables recitales poticos en los que Aragn particip cuando perteneca al grupo Poesa en voz alta. Cit a grandes autores como Jaime Sabines quien forma parte integral de su vida artstica y a quien tambin agradeci por haber escrito sobre el tema de la violencia contra las mujeres. De la misma manera aludi a Sor Juana Ins de la Cruz, con su poema, Redondillas, Hombres necios que a la mujer acusis sin razn, sin ver que sois la ocasin de lo mismo que culpis. Las mujeres son matadas por slo ser mujeres, y para ellos, la Sra. Aragn ha crear un grupo junto con 2 legisladoras para rescatar a aquellas mujeres que son golpeadas por sus maridos.

Al formar parte, durante 6 aos, de Los Monlogos de la Vagina, la actriz ha logrado llegar a mucho pblico, incluyendo a los hombres, y hasta quiz ha logrado hacer conciencia en ellos para que no sucedan hechos como las muertas en Atenco, o los sueldos bajos que se ganan haciendo la misma labor que los hombres, y por el slo hecho de ser del sexo femenino no se les trata igual. Las mujeres son el s de la humanidad, nosotras somos lo mejor de la humanidad, concluy.