Ir a Menú

Ir a Contenido

Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Lloran empleados: al Museo Interactivo de Xalapa “ahora lo vemos morir”

Entre lágrimas, trabajadores del MIX vieron cómo el SAT se llevaba autos de lujo para cobrar adeudo millonario

ngel Camarillo Xalapa, Ver. 05/07/2018

alcalorpolitico.com

“Nosotros lo vimos nacer y ahora lo vemos morir”, expresa con coraje e impotencia una de las empleadas del Museo Interactivo de Xalapa (MIX) sobre el recinto, mientras que con su celular graba el embargo ejecutado por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) al mediodía de este jueves.

20 personas, entre personal administrativo y manual, observan con tristeza cómo se desmorona no sólo su fuente de trabajo, sino su sueño y el de muchos niños: el museo donde aprendían y se divertían.

De recibir en otros tiempos a 100 mil turistas al año cuando abrió sus puertas como Museo de Ciencia y Tecnología, el ahora MIX apenas reporta una afluencia de 5 mil visitantes y sus magros ingresos se destinan para pagar nómina, mantenimiento e insumos.



Hoy, se puso un clavo más en el féretro: el SAT reclamó el pago de obligaciones no cumplidas por siete años y se cobró con el acervo del MIX. Por dentro, los actuarios de Hacienda dan constancia de los bienes útiles para responder por el adeudo: un conjunto de muebles de oficina, escritorios y equipo de la Sala de Juntas.

Además, claro, de vehículos de colección: un Corvette, similar al Auto Increíble, pero en color amarillo; un Ford color canario del año 45, un Borgward 230 L y un Ford Falcon marrón.

Los actuarios no encontraron valor monetario en una psicodélica Vokswagen Combi ni en el helicóptero colgado en el acceso principal del MIX; tampoco en las computadoras de los cubículos, “por viejitas”, dice una oficinista.



Totalmente abatidos, los empleados del MIX acuerdan no ayudar en nada a los actuarios del SAT durante el embargo. Poco después del mediodía aparecieron las primeras lágrimas, pues los maniobristas de las grúas comienzan a cargar con el Corvette y con el Ford 45; mientras que a los empleados sólo les queda grabar con sus teléfonos y una de las oficinistas rompe en llanto.

No obstante, el embargo cubre una parte de la deuda, es decir, los actuarios de Hacienda prometen regresar por más en tanto se cubren los 2 millones de pesos de adeudo por concepto de impuestos.