Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Estado de Veracruz

Revela Pablo Anaya

Lo que más preocupa por el desbordamiento del Río Pánuco, es evitar brotes de dengue y cólera

- Hay 331 personas del sector Salud apoyando a las familias albergadas y damnificadas

- Se tiene reporte de enfermedades respiratorias, dermatológicas, y 12 casos de diarrea, informó

Raymundo Z??iga Ortiz Boca del R?o, Ver. 09/07/2011

alcalorpolitico.com

La principal preocupación que tenemos en la zona norte por el desbordamiento del Río Pánuco es evitar brotes de dengue y cólera entre la población damnificada, y también la de algunas localidades incomunicadas, reconoció el secretario de salud, Pablo Anaya.

Hay 331 personas de la secretaría de salud trabajando al cien por ciento en el apoyo de las familias albergadas y damnificadas de los municipios de Tempoal, el Higo, Pueblo Viejo y Pánuco, “se reforzó a partir de ayer por instrucciones del gobernador con mayor recursos económicos, materiales y humanos”.

“Lo peor puede venir después en materia de salud, ahora la preocupación del gobierno del estado es evitar pérdidas humanas, eso es lo más importante en estos momentos” comentó el titular de salud entrevistado en el café de la parroquia.

Existe un sin número de albergues que se están atendiendo en El Higo, pero también en Tempoal, en cada albergue se han establecido las coordinaciones respectivas, en este momento puedo decir que el saldo es blanco, aclaró.

Se tienen reportes de enfermedades respiratorias, así como las dermatológicas, se están dando consultas y un registro de 12 casos de diarrea, en ese sentido se hacen estudios hasta de laboratorio buscando que no se presente un brote de cólera, afortunadamente no hemos tenido ningún caso.

Dijo que tanto la CONAGUA como la CAEV han estado muy al pendiente de cuidar la calidad del agua que están consumiendo las familias albergadas, cuidando el tratamiento del agua, solamente existe preocupación para el caso de las comunidades incomunicadas.

Además se están haciendo trabajos de clorar el agua, además del cuidado especial para evitar la proliferación del dengue y el cólera.

“Por el momento la alerta se mantiene, no tenemos focos rojos tampoco” ante la problemática del desbordamiento del Río Pánuco.