Ir a Menú

Ir a Contenido

Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

“Lo vi como un hermano”, arzobispo Jorge Patrón al recordar a monseñor Hipólito Reyes

- A un año de su aniversario luctuoso, lo conmemoró como su director espiritual cuando era sacerdote en Roma

- “Dios enlazó nuestras vidas, siempre fue un hermano, amigo, un padre espiritual y consejero”

Julio Abraham Hernndez Xalapa, Ver. 07/08/2022

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Durante la misa dominical de este 7 de agosto, a vísperas del aniversario luctuoso del monseñor Hipólito Reyes Larios de la Arquidiócesis de Xalapa, el Arzobispo Jorge Carlos Patrón Wong, dedicó el acto a conmemorar la vida eterna del padre. La misa fue llevada a cabo en presencia de familiares del monseñor.

“Alguien que en el seno de una grande familia fue escogido por Dios, elegido y escogido por Dios para ser su hijo”, afirmó el arzobispo, quien señaló que estas palabras describen muy bien lo que fue el monseñor Hipólito para la arquidiócesis xalapeña.

“Cuando él decidió por encomienda del santo padre ser el pastor, el cuarto arzobispo de nuestra querida arquidiócesis de Xalapa el monseñor Hipólito respondió con su humanidad, con su espiritualidad, con su don de gente, con su vida a cada llamada de Dios”, dijo Patrón Wong, quien también comentó que a unos días antes de pedir la renuncia al Papa Francisco Dios, Dios le concedió a Reyes Larios la vida eterna.



Así mismo, afirmó que cuando uno responde con confianza, fe y gozo a cada llamado de Dios y este llame al encuentro final al reino de los cielos uno sabrá responder.

“Dios enlazó nuestras vidas, lo recuerdo como mi director espiritual cuando yo era sacerdote en el colegio mexicano en Roma”, resaltó el arzobispo, quien señaló que siempre lo vio como un hermano, amigo, un padre espiritual y consejero.

Durante la misa dominical, el arzobispo de la capital veracruzana pidió a los fieles presentes recordar en el silencio de sus corazones el impacto que tuvo el monseñor Hipólito.



“Las personas que entregan su vida nunca mueren, por qué permanecen vivos en las actitudes y las palabras de los sucesores”, concluyó.