Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Estado de Veracruz

Magistrada le ganó amparo al Congreso de Veracruz; será reinstalada

- Gladys Pérez Maldonado debió ser ratificada en el cargo por 5 años más desde 2020

- Ahora le pagarán salarios y demás prestaciones que no recibió

- Para reintegrarla, cambian de adscripción a magistrada Ailett García Cayetano

Javier Salas Hernndez Xalapa, Ver. 02/08/2023

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Gladys de Lourdes Pérez Maldonado será reinstalada como Magistrada del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) y adscrita a la Tercera Sala en materia Penal.

Tras ganar un amparo otorgado por el Primer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Séptimo Circuito y luego de que el Congreso del Estado aprobará su reinstalación, Pérez Maldonado se reintegrará a sus funciones jurisdiccionales aunque por sólo año y medio.

El 30 de mayo, el Congreso del Estado ordenó la restitución de la funcionaria judicial para un periodo de 5 años contados a partir del 2020, año en el que promovió el amparo por su destitución.



Para que Gladys Pérez Maldonado sea integrada a la Tercera Sala en materia Penal, fue removida la magistrada Ailett García Cayetano y reubicada a la Quinta Sala en materia Penal.

Fue la misma García Cayetano quien difundió en sus redes sociales su cambio de adscripción al publicar una fotografía posando sobre un escritorio y con el mensaje: “Con mucho amor, nos despedimos de aquí, pero ahora estaremos un escalón más cerca del cielo”.

En el 2020 Pérez Maldonado promovió un amparo ante la justicia federal debido a que el Congreso del Estado no aprobó su ratificación por un periodo de 5 años más al considerar que no era idónea.



Por ello, promovió el amparo ante el Primer Tribunal Colegiado en materia Administrativa del Séptimo Circuito y al dictarse sentencia se ordenó la restitución de Gladys de Lourdes Pérez Maldonado como Magistrada del TSJ y se dejó sin efecto el nombramiento de la magistrada Alma Rosa Flores Ceballos.

En la sentencia también se asentó que la magistrada debe recibir el pago de los salarios y demás prestaciones que dejaron de proporcionarle luego de ser separada del cargo.