Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Matadores y tablajeros se oponen al cierre del Rastro Municipal de Córdoba

Cerrarlo podría generar por un lado, el incremento en el costo de las carnes y, por el otro, la matanza clandestina

Roberto T?llez G. C?rdoba, Ver. 13/01/2016

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Tablajeros, matadores e introductores de Córdoba se oponen al cierre del Rastro Municipal de Córdoba, tal y como lo han anunciado las autoridades locales desde hace un par de semanas.

Y es que señalan que cerrarlo generará un incremento, de hasta 15 pesos, en el costo de la carne y promoverá la matanza clandestina, pues muchos introductores no podrán trasladar su ganado a los rastros de otros municipios.

Esto sin contar que, al dejar de funcionar, matadores y otros trabajadores del rastro se quedarán sin una fuente de empleo, según explicaron los inconformes que llegaron hasta el Palacio Municipal, con todo y cochinos, para exigir una audiencia con el Cabildo en pleno.



Pero además los tablajeros del Mercado Revolución se verán afectados, pues al hacer matanza en otros municipios, la carne les llegará más tarde tal y como les ha ocurrido con la carne de res desde que se cerró el área de matanza de ganado vacuno en el mismo rastro, hace más de dos años.

"Imagínate, afectará tanto a introductores como a los que matan, de qué van a vivir sus familias y a nosotros nos va a llegar más tarde el producto, más caro y no hay garantías, por eso queremos dialogar para ver qué soluciones nos tiene el Ayuntamiento" señaló Enrique Alvarado, representante de carniceros.

En tanto, Humberto Flores López, uno de los 16 introductores de ganado porcino, señaló que tener que sacrificar su ganado en rastros de otros municipios representará más gastos, lo que los obligaría a incrementa el costo del producto en hasta 15 pesos por kilo.



Incluso, señaló que la intención del Ayuntamiento al cerrar el rastro de Córdoba es obligar a los introductores a matar en el Rastro tipo TIF de Cuitláhuac, propiedad del empresario Jaime Crivelli, donde no tienen garantías de matanza y manejo de carne de manera correcta.

Por ello acordaron que el próximo lunes se reunirán con los integrantes del Cabildo cordobés para tratar de buscar una solución siempre y cuando no sea el cierre del matadero, pues afectará en todos los sentidos.