Ir a Menú

Ir a Contenido

Universidad Anahuac

Sección: Nacional

Memorial: Periodistas asesinados en México en lo que va de 2022

La cifra sólo ha incrementado: el año 2022 perfila como el más mortífero para la libertad de expresión

El Universal Ciudad de Mxico. 17/12/2022

alcalorpolitico.com

Desde el pasado 10 de enero, la cifra de periodistas asesinados en México sólo ha incrementado mes a mes, hasta llegar a 15 en agosto, aún con el último cuatrimestre del año por delante y la incertidumbre de si este será el número con el que 2022 se corone como el más mortífero para la libertad de expresión en el país.

Hasta ahora, 2017 había sido el año con más periodistas asesinados en relación a su actividad profesional, con un total de 12, según datos de la organización Artículo 19; pero la cifra se superó este año el pasado 3 de agosto, cuando Ernesto Méndez fue asesinado en Guanajuato.

“Al día de hoy no hay nada que nos haga pensar que estamos más seguros trabajando”, declaró la Alianza de Medios MX el pasado 29 de junio, al condenar el homicidio de Antonio de la Cruz, periodista de Tamaulipas, cuyo ataque también cobró la vida de su hija de 23 años de edad.



Y como este, el posicionamiento de rechazo a la violencia de la que el gremio ha sido objeto, ha sido claro por parte de la Alianza. “(La ya elevada cifra de 11 periodistas asesinados) es inaceptable en un país que presume contar con un Estado de Derecho fuerte”, dijo en torno a los asesinatos de Yesenia Mollinedo y Johana García en Veracruz, perpetrados a inicios de mayo.

Para la Alianza de Medios MX, “la combinación de hostigamiento judicial con asesinatos de comunicadores nos da como resultado un clima enrarecido para ejercer el periodismo pocas veces visto en México”, por lo que ha hecho un llamado a “cortar de tajo este círculo de violencia que pretende acallar las voces críticas y limitar la libertad de expresión a conveniencia de grupos de interés, violentos, a quienes conviene que la sociedad no ejerza su derecho a estar informada”.

El resultado de esta violencia contra el periodismo “también se expresa en zonas de silencio, porque medios e informadores deciden autocensurarse bajo amenazas encubiertas, sobre todo ante la certeza de saberse indefensos”.



¿Quiénes son los periodistas que han sido asesinados este 2022?

Fredid Román, en Guerrero

El director y propietario del periódico "La Realidad", medio de Chilpancingo, Guerrero, fue asesinado a balazos el 22 de agosto, cuando se encontraba a bordo de su vehículo en la colonia Progreso, de la capital guerrerense.



Fredid Román, a sus 50 años de edad, era un conocido periodista en la región en la que nació, vivió y murió.
Se inició como reportero de nota roja en El Diario, con Rogerio César Armenta y después migró al periódico Pueblo, y también fue corresponsal de Quehacer político, según recordó el propio Román en una entrevista que le hizo un medio local en febrero pasado.

Fue director de los diarios Palabra y Expresión Popular, hasta que finalmente decidió fundar su propio periódico impreso.

El día de su asesinato, testigos indicaron que Román acababa de salir de impartir unos talleres en esa zona y que el homicida ya lo esperaba. Horas antes, el periodista publicó su última columna, la cual se tituló “Crimen de Estado sin culpar al jefe”, en la que denunció una tibia investigación del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador del caso Ayotzinapa y posteriormente emitió un vídeo en directo de un acto de la gobernadora Evelyn Salgado.



Los paramédicos que acudieron a la escena del crimen sólo confirmaron que ya no contaba con signos vitales, por lo que las autoridades procedieron al levantamiento del cuerpo.

La Fiscalía de Guerrero señaló que investigan la posible relación del crimen del periodista con el asesinato de su hijo el 1 de julio, y por el cual Román venía exigiendo justicia.

Juan Arjón, en Sonora



El comunicador sonorense de 69 años permaneció desaparecido por una semana, desde el 9 hasta el 16 de agosto.

“Juanito” Arjón, como era conocido en redes, fue integrante del Grupo de Comunicadores y Periodistas Independientes (GCPI) y se hizo de una larga trayectoria dentro de algunos medios de comunicación de la zona fronteriza de San Luis Río Colorado, municipio ubicado entre el Gran Desierto de Altar y el estado de Baja California.

Al séptimo día de su desaparición su cuerpo fue localizado en la carretera que lleva al poblado Luis B. Sánchez, al norte de Sonora, a 15 metros de la cinta asfáltica.



La causa de muerte de Arjón fue traumatismo craneoencefálico por un golpe contuso, según reveló la autopsia realizada al cuerpo del periodista y dada a conocer por la Fiscalía estatal.

Un día después de confirmada su muerte, la Fiscalía de Sonora confirmó que aseguró un automóvil que podría estar relacionado con el crimen contra el comunicador; un vehículo Toyota Tacoma, color blanco, con reporte de robo en Salinas, California, Estados Unidos, en cuyo interior se encontraba un arma de grueso calibre.
Ernesto Méndez, en Guanajuato

Eran alrededor de las 11 de la noche del martes 3 de agosto, cuando un grupo armado irrumpió en el bar ubicado en la colonia Vista Hermosa, en avenida Ferrocarril, esquina con Libramiento Sur, en el municipio de San Luis de la Paz, en Guanajuato, y disparó en contra de seis personas, perdiendo la vida cuatro de ellas, entre quienes se encontraba el periodista.



Ernesto Méndez celebraba en el bar de su propiedad, con familia y amigos el haber obtenido una de las concesiones entregadas para la Feria del Noroeste, un evento organizado por Méndez junto con otros empresarios, de acuerdo con versiones de Zona Franca.

Las autoridades abrieron cuatro líneas de investigación por el asesinato, una de ellas relacionada a su trabajo como comunicador. Méndez colaboró en diferentes medios locales, entre ellos el Periódico Correo, Zona Franca, además de ser director del periódico "Tu Voz".

¿En qué va la investigación? La extorsión a su negocio familiar habría sido la causa del asesinato del periodista, según señaló el subsecretario federal de Seguridad y Protección Ciudadana, Ricardo Mejía Berdeja, el pasado 11 de agosto. Roberto, alias "El Borrachito", de 22 años de edad, fue vinculado a proceso como el presunto asesino, ya que se le consideraba como un objetivo criminal por ser el líder de una célula de choque que opera en el noroeste de Guanajuato.



Antonio de la Cruz, en Tamaulipas

La mañana del 29 de junio, el reportero del diario Expreso ya había dejado a su hija mayor en el trabajo, y al regresar a su domicilio se disponía a hacer lo mismo con Cynthia, la menor, cuando fue atacado por sicarios.

En el fraccionamiento Puertas de Tamatán, de Ciudad Victoria, Tamaulipas, le dispararon a Antonio de la Cruz, primero directo al parabrisas de su camioneta, después, uno de ellos accionó su arma calibre .40 milímetros en la puerta del conductor dejándolo sin vida.



Una de las balas que le atravesó el cuerpo de Antonio se incrustó en la cabeza de su hija, quien días después falleció en un hospital de Ciudad Victoria.

De la Cruz fue reportero en varios medios de la capital y se desarrolló por más de 15 años en el diario El Expreso, también colaboraba para Movimiento Ciudadano y era crítico del actual gobierno.

Un día antes de ser privado de la vida, Tony, como lo decían familiares y amigos, subió un boletín de prensa sobre la participación del diputado local por Movimiento Ciudadano, Gustavo Cárdenas Gutiérrez, a quien le llevó por años temas de comunicación en distintos cargos públicos.



También publicó una nota informativa sobre una banda dedicada al robo de tarjetas de débito a adultos mayores en Ciudad Victoria; denunció también la falta de asignación de 600 plazas para trabajadores de la salud, compra a sobreprecio de insumos médicos para la pandemia de Covid-19, contratos millonarios con empresas fachada y presuntos actos de corrupción.

¿En qué va el caso? La misión de los sicarios era acabar con su vida, eso lo tienen claro las autoridades, pero a dos meses del asesinato del periodista Antonio de la Cruz, su esposa Emelia Martínez y sus hijas Paola y Melisa salieron de Tamaulipas ante la indefensión en la que quedaron. Desde que la FGR atrajo el caso, el mismo día en que de la Cruz fue atacado a balazos, no hay detenidos y se desconocen los avances de la investigación para dar con los autores intelectuales y materiales de los homicidios.

Yesenia Mollinedo y Johana García, en Veracruz



Los municipios de Cosoleacaque y Minatitlán pintaban para ser uno de los polos de desarrollo más grande en el estado de Veracruz, pero contrario a ello, se convirtieron en el principal foco rojo de inseguridad para periodistas en el estado, según reporteros.

En Cosoleacaque, el 9 de mayo, asesinaron a Yessenia Mollinedo Falconi, directora del periódico Veraz y la reportera del mismo medio, Sheila Johana García Olvera.

Yesenia Mollinedo Falconi había comunicado a su madre que sentía miedo, que había recibido amenazas por teléfono y personas sospechosas memorizaban sus rutas de trabajo.



Sheila Johana, por su parte, no estudió periodismo, pero el oficio le regalaba nuevas oportunidades, pues la mujer de 33 años se alejaba del alcoholismo y se acercaba a sus tres hijos menores de edad con quienes no vivía pero disfrutaba los fines de semana en el cine, según han contado familiares de la reportera.

La mañana del 9 de mayo, Yesenia conducía un vehículo que recientemente había sacado del taller mecánico. En un grupo de WhatsApp reportaron el aseguramiento de armas en Minatitlán y la detención de tres personas. Ella le pidió a Sheila que la acompañara a cubrir la noticia.

Horas más tarde las dos regresaron a Cosoleacaque y se estacionaron en un OXXO de la colonia Cerro Alto, donde fueron interceptadas por al menos dos hombres que dispararon mínimo en 16 ocasiones antes de huir a bordo de motocicletas. Yesenia falleció al instante; Johana camino al hospital.
¿En qué va la investigación? Poco después de una semana del asesinato de las periodistas, la Fiscalía de Veracruz reconoce que detuvo por error a un estudiante de Xalapa en vez de al presunto asesino. Las dependencias reportaron que el repartidor de tacos era el presunto autor material del homicidio de las comunicadoras. Después de soltar al inocente, las investigaciones no han avanzado.



Luis Enrique Ramírez, en Sinaloa

Se supo del asesinato del director fundador del sitio de noticias Fuentes Fidedignas y principal columnista de El Debate la mañana del jueves 5 de mayo, luego de que sujetos a bordo de un automóvil dejaran el cuerpo del periodista al sur de la colonia Antorchista, en Culiacán.

Luis Enrique Ramírez forjó una carrera como periodista por 40 años; fue reportero de la sección cultural de La Jornada en los años 90, después colaboró para la revista Milenio en el equipo de Ignacio Rodríguez Reyna, posteriormente regresó a su natal Sinaloa, donde se desempeñó como periodista de El Sol y El Debate. También colaboró con El Universal, La Jornada, El Financiero, entre otros medios.



También publicó dos libros: La muela del juicio (editorial Conaculta) y La ingobernable; encuentros y desencuentros con Elena Garro (editorial Raya en el Agua). Ramírez “era uno de los grandísimos entrevistadores y cronistas de este país”, consideró Consuelo Sáizar de la Fuente, ex titular de Conaculta.
La autopsia reveló que el periodista murió debido a un traumatismo craneoencefálico, por golpes contusos.

¿En qué va la investigación? El 27 de mayo, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que el caso estaba “prácticamente resuelto”; una semana y media después, el 6 de junio, la Fiscalía de Sinaloa descartó que el móvil del crimen del periodista Luis Enrique Ramírez se haya debido a su actividad profesional.

Sin embargo, fue hasta el 21 de julio que el subsecretario de Seguridad y Protección Ciudadana Ricardo Mejía Berdeja, informó que fue detenida y vinculada a proceso Brysia Carolina “F”, señalada del delito de encubrimiento por favorecimiento. La mujer obtuvo el pasado 9 de agosto un beneficio de ley para llevar el proceso fuera de prisión.



Armando Linares, Michoacán

El director del medio digital Monitor Michoacán, fue asesinado a tiros la tarde del 15 de marzo en la cabecera municipal de Zitácuaro. Las autoridades que acudieron al lugar en respuesta del reporte de las detonaciones, detallaron que la víctima se encontraba en el interior de su domicilio en posición decúbito supino y con un disparo del lado derecho del rostro y ya sin signos vitales.

El día del crimen, alrededor de las 13:00 horas, dos hombres a bordo de una motocicleta rondaron la calle del periodista preguntando por el domicilio de éste. Al llegar, los sujetos se hicieron pasar por aficionados al fútbol y así lograron ingresar al domicilio de Armando Linares, donde le dispararon.



El comunicador había denunciado amenazas en su contra y a finales de enero pasado denunció el homicidio de otro periodista y colaborador de Monitor Michoacán, Roberto Toledo.

A pesar de que un reportero aseguró que un hombre amenazó a los medios de comunicación y asistentes al velorio de Armando Linares López, asesinado en Zitácuaro, Michoacán, quienes estaban en la sala y la secretaria de Seguridad Pública y Protección Ciudadana (SSyPC), Rosa Icela Rodríguez, desmintieron esa versión.

¿En qué va la investigación? Dos días después del crimen, Ricardo Mejía, subsecretario de Seguridad, informó que ya se tenía identificados a los dos posibles autores materiales del asesinato del periodista. Carlos Gerardo Sánchez Mendoza y Magdiel Urbina Chimal fueron identificados por las autoridades locales como el autor material y un cómplice del asesinato del periodista de Zitácuaro, respectivamente, gracias a que se recuperaron videos de seguridad en los que se logra apreciar cómo rondaron la calle del periodista hasta encontrar su casa.



Juan Carlos Muñiz, en Zacatecas

La tarde del 4 de marzo, fue asesinado en Fresnillo Juan Carlos Muñiz, reportero policiaco del portal Testigo Minero. "Rigoberto", como era conocido, alternaba su trabajo de reportero y conductor de un taxi en el municipio.

El cuerpo fue localizado al interior del taxi 176, en el fraccionamiento Olivos. “Juan Carlos, como muchos otros periodistas en México, tenía dos trabajos; resaltando la situación de precariedad que vive gran parte de la prensa en el país”, resaltó Artículo 19 al investigar el caso.



Gente que lo conoció lo describe como “una persona tranquila, siempre dispuesto a trabajar, cuidadoso de sus notas y de lo que publicaba”, además de que no tenía conflictos con nadie.

“El trabajo de periodista en Zacatecas es sumamente peligroso. En Fresnillo salimos con miedo cuando vamos a cubrir”, contó el también periodista Ángel Martínez.

Artículo 19 no encontró algún registro de agresiones o amenazas previas contra el periodista, sin embargo, el 14 de marzo, la Fiscalía de Zacatecas detuvo a un hombre presuntamente relacionado con el asesinato de Muñiz: Emanuel de Jesús “N”, relacionado también con diversos hechos delictivos en el municipio de Fresnillo.



El hombre ya contaba con distintas órdenes de aprehensiones, una desde el 2020 por los delitos de secuestro agravado, robo calificado y asociación delictuosa y otra de 2021 por el delito de homicidio calificado en grado de tentativa.

El detenido fue vinculado a proceso bajo la medida de prisión preventiva y cuenta, además, con otras investigaciones, entre ellas la que se integra por el asesinato de Juan Carlos Muñiz.

Jorge Camero Zazueta, Sonora



La noche del 24 de febrero, el director de El Informador, fue asesinado en el gimnasio “Spartan”, ubicado en el municipio de Empalme, luego de que dos hombres armados ingresaron al inmueble y dispararon contra Camero Zazueta.

El director del portal de noticias de Guaymas y Empalme, recibió al menos tres impactos de bala; cuando llegaron paramédicos de la Cruz Roja ya no tenía signos vitales.

“El Choche” como se le conocía desde siempre, se inició en la radiodifusora XEPS, de Empalme, después trabajó en la FM- 105 (XEBQ) en Guaymas. Creó la fanpage El Informativo, que alternaba con transmisiones para el medio digital Radar Sonora y la emisora Red 93.3. Además, de su medio de comunicación, tenía una empresa de publicidad y perifoneo.



En septiembre del 2021 había asumido el cargo de secretario particular del alcalde Luis Fuentes Aguilar, pero dos semanas antes de ser asesinado había solicitado licencia a ese cargo.

¿En qué van las investigaciones? Dos días después del ataque que le arrebató la vida a Camero, la Fiscalía General de Justicia de Sonora informó que la línea de investigación más sólida para esclarecer el homicidio y descartó que tuviera que ver con su actividad como periodista.

Reiteraron que el hoy occiso tenía abierta una carpeta de investigación por los delitos de privación ilegal de la libertad y homicidio calificado en agravio de Daniel Palafox Suárez, el 29 de enero y 4 de febrero de 2022 respectivamente.



Heber López Cruz, en Oaxaca

El director de la página de noticias Noticias Web, reportero en el puerto de Salina Cruz, fue asesinado el 10 de febrero en la región del Istmo de Tehuantepec, en Oaxaca.

Su asesinato ocurrió sólo unos días después del ataque armado en contra de José Ignacio Santiago Martínez, director de Pluma Digital Noticias, quien resultó ileso.



Heber López fue asesinado dentro de su estudio de grabación.
La Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO) inició investigaciones a dos personas detenidas por su probable responsabilidad en el homicidio del periodista quien falleció tras ser víctima de un ataque con arma de fuego ocurrido en calles del puerto de Salina Cruz, en el Istmo de Tehuantepec.

Un día después del asesinato de Heber, el Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas de la Secretaría de Gobernación informó que implementó medidas de protección en favor de la familia de López Vázquez.

Los dos presuntos responsables del asesinato del periodista fueron trasladados al penal de Tanivet el 12 de ferbrero y seis días después la Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO) logró la vinculación a proceso contra ellos y se les impuso prisión preventiva mientras el juez concedió dos meses para el cierre de investigación complementaria; sin embargo, a siete meses del asesinato, no se ha dictado sentencia contra los señalados.



Roberto Toledo, en Michoacán

Las amenazas que recibió Roberto Toledo, colaborador del portal "Monitor Michoacán" llegaron casi dos meses antes de que fuera asesinado, según contó Joel Vera Terrazas, subdirector del portal, a la revista Proceso.

La propia Vera Terrazas acudió a la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (Fedale) para advertir que él y el director del medio, Armando Linares López, habían sido amenazados de muerte.



El subdirector de “Monitor Michoacán” advirtió que las amenazas provenían de funcionarios políticos vinculados al exgobernador Silvano Aureoles Conejo. Quedaron asentados en la carpeta de investigación los nombres del fiscal general del estado, Adrián López Solís; del alcalde de Zitácuaro, Juan Antonio Ixtláhuac Orihuela; del excandidato a gobernador por el PRD, Carlos Herrera Tello; y el de la diputada local por el distrito 13, Rocío Beamonte Romero.

Una de las amenazas la recibió a través de Whatsapp, de parte de una persona que se identificó como "El Comandante Águila del Cártel Jalisco Nueva Generación", quien le pidió dejar de ''tirarle'' al fiscal regional, Francisco Herrera.

El lunes 31 de enero Roberto Toledo fue asesinado a balazos en el municipio de Zitácuaro, cuando tres sujetos entraron a su despacho para disparar contra el hombre de 65 años de edad, quien perdió la vida en el traslado a un hospital.



“Exhibir corrupciones de gobiernos corruptos, de funcionarios y de políticos corruptos, el día de hoy nos llevó a la muerte de uno de nuestros compañeros. No puedo hablar mucho, no puedo decir mucho que no vamos a dejar las cosas así”, dijo al dar a conocer la noticia Armando Linares, quien sería asesinado 43 días después.

“En Tijuana, los reporteros están en una delgada línea en la que lo mismo pueden ser agredidos por el poder político, que por la delincuencia que los ha infiltrado con “halcones”, particularmente en coberturas de hechos delictivos”, detectó el periodista Ignacio Alzaga.

Lourdes Maldonado fue asesinada la tarde del domingo 16 de enero en el fraccionamiento Santa Fe, de Tijuana, Baja California, pese a que la comunicadora se encontraba bajo la protección del mecanismo de defensa a periodistas del gobierno federal.



La periodista había ganado recientemente un litigio laboral en contra de la empresa PSN por adeudo de pagos de nómina y otros temas laborales, propiedad del exgobernador Jaime Bonilla y estuvo presente en las oficinas de dicha televisora, con una orden de embargo a su favor.

El exgobernador ha sido investigado como una de las líneas del caso, tanto por parte de la fiscalía estatal, como del grupo de inteligencia federal, debido al litigio laboral entre su empresa y la comunicadora. Pero Bonilla califica el asesinato de Maldonado como un “daño colateral” de una supuesta campaña en su contra orquestada, dice, por “poderes fácticos”entre quienes estaría Jorge Hank Rhon.

Lourdes preparaba una investigación por probables actos de corrupción del anterior gobierno estatal, así como la estrategia a seguir tras la victoria en el juicio laboral de nueve años contra el exgobernador Bonilla, cuya empresa Media Sports de México (PSN) debía pagarle un millón 296 mil 362 pesos.



Pese a estar inscrita en el Mecanismo de Protección, Lourdes no tenía escolta personal ni vigilancia policiaca permanente por parte del gobierno estatal, sólo contaba con “botón de pánico” en su casa y de manera intermitente era visitada por la policía.

¿En qué va la investigación? Siete meses después del asesinato de Lordes Maldonado, Óscar, su hermano, acusó que el fiscal especial, Atalo Machado, dejó de responder las llamadas y mensajes que le ha enviaba para tratar de conocer el estado de la indagatoria, pese al compromiso que hizo el funcionario, en los primeros días de la investigación, de mantenerlo informado.

Margarito Martínez, en Baja California



El lunes 17 de enero, después de mediodía, su esposa le escuchó decir: “voy a un 5 bravo” (cobertura de persona baleada), salió de su casa y vinieron tres detonaciones.

Personas cercanas a Margarito contaron a la Alianza de Medios MX que el trámite burocrático lo desanimó a inscribirse en alguno de los mecanismos de protección a periodistas, luego de que fue colocado en la mira criminal por la acusación del “facebookero” Ángel Peña, quien lo responsabilizó de manejar las páginas “Tijuana en Guerra” y “Quemando Malandros”, cuyo contenido revela en redes sociales imágenes y actividades de narcotraficantes y delincuentes, exponiéndolos públicamente.

Christian Adán Velázquez, “El Cabo 16”, identificado por autoridades como el criminal que supuestamente ordenó el homicidio del fotoperiodista, está encarcelado junto con sus cómplices, a la espera de juicio.



Su jefe, David López Jiménez, “El Cabo 20”, operador de una violenta célula al servicio del Cártel Arellano Félix (CAF) y de Los Chapitos -para quien “El Cabo 16" comete crímenes-, fue detenido el pasado 24 de agosto. Entre diversos crímenes se le imputa el de haber dado la órden de la muerte de Margarito.

¿En qué va la investigación? La investigación de la fiscalía señala que el 15 de enero de este año, "El Cabo 16" se puso en contacto con José Ochoa Díaz, "El Huesos", quien a su vez habló con Adrián Nicolás Ramos, "El Uber", para matarlo y videograbar la ejecución.

El móvil presentado por la fiscalía fue por supuestas publicaciones de la familia de "El Cabo 20", "publicaciones en redes" y "publicaciones en Facebook".



José Luis Gamboa, en Veracruz

El primer periodista asesinado en México este año. El 10 de enero su cuerpo fue localizado sin vida, con heridas de arma blanca, en calles del fraccionamiento Floresta, ubicado en el puerto jarocho de Veracruz; sin embargo, fue hasta días después que fue identificado.

José Luis Gamboa Arena era trabajador del diario digital Inforegio, y su trabajo periodístico consistía en denunciar supuestas redes de corrupción y tratos de gobernantes y políticos de Veracruz, por medio de videos en plataformas digitales.



Era conocido por acudir a un café de la zona centro de la ciudad en donde realizaba entrevistas con políticos y funcionarios; además escribía comentarios editoriales y video columnas en sus cuentas de redes sociales.

¿En qué va la investigación? Desde ocurrido el crimen y todavía a mediados de marzo, la pesquisa del gobierno federal señalaba como una línea de investigación un “asalto violento” como la causa del crimen contra José Luis Gamboa.

Para el 7 de abril, la secretaria de Seguridad, Rosa Icela Rodríguez, aseguró que ya se había identificado a los posibles asesinos del comunicador y alrededor de 20 días después, la Fiscalía de Veracruz informó sobre la detención de Eduardo “N”, un sobrino de José Luis Gamboa.



Dos meses después de esta detención, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que el asesinato se trató de un problema familiar y no por su oficio de comunicador en Veracruz.