Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Estado de Veracruz

México retrocede en materia de derechos humanos tras desechar uniones gay

René Cancino afirmó que los legisladores atienden más un juego político que los marcos planteados por la SCJN

Rafael Mel?ndez Ter?n Xalapa, Ver. 10/11/2016

alcalorpolitico.com

Después de darse a conocer que la Cámara de Diputados desechó la iniciativa del Presidente de la República que avalaba los matrimonios igualitarios y permitía la adopción entre los mismos, el investigador de la Universidad Veracruzana (UV), Sergio René Cancino Barffusón, señaló que a nivel mundial México queda mal porque no está respondiendo a la altura de los tiempos actuales pues se percibe más retroceso que una visión de avanzada de altura política.

Dijo que no se está contribuyendo a diluir distancias entre sectores de la población, a construir en armonía y convivencia plural en un marco de democracia de Estado de Derecho y de laicidad.

Lo mismo ocurre en términos de retroceso, “es una cuestión lamentable aun cuando el mismo Vaticano está haciendo un llamado de atención a la jerarquía católica en México que no pueden estar accionando manifestaciones en contra de la población gay o la población (LGBTI), respondió en torno a las voces que señalan que el desechamiento obedeció a la presión de la Iglesia Católica.



Manifestó que esta determinación es muy desagradable porque no se da en los marcos planteados en la constitución, ni lo que ha estado indicando la Suprema corte de Justicia de la Nación (SCJN) ni los marcos internacionales de derechos humanos.

“Es como una jugada política no acorde a los marcos políticos, de responderle a la ciudadanía ni de avanzada en reconocimiento de derechos humanos a pesar de la lucha de las personas en el reconocimiento de la pluralidad; de personas que constituimos un país como México que hay derechos que hacen falta plenamente reconocidos”, acotó en entrevista.

Puntualizó que la SCJN ha hecho un llamado a las legislaturas a que armonicen lo que en un momento dado no está consentido en la misma constitución política, con la discriminación en la que se incurre cuando se niega a las personas la posibilidad de contraer un matrimonio civil por el hecho de ser del mismo sexo.



Refirió que el argumento del sentido del voto de algunos legisladores que señalan que no hay discriminación dada la sentencia de la SCJN no es lógico, ya que esto implicaría meter a la gente a procesos de amparo, cuando están señalando que los congresos locales incurren en inconstitucionalidad, por estar haciendo esta negación que vía el amparo se puede resolver.

Y es que hay que recordar que la SCJN dice que cuando se está enunciando que el matrimonio sólo es entre un hombre y una mujer y además le antepone el fin recreativo o reproductivo se está siendo discriminatoria y por lo mismo inconstitucional porque nuestra constitución no consiente la discriminación.

Dijo que los legisladores que votaron en contra están siendo discriminatorios porque están procediendo más como en un juego político y no atendiendo lo que en unos estados se ha logrado a hacer, manteniendo los marcos que prevalece en nuestro país de la autonomía y soberanía.



Cancino Barffusón señaló que no entiende que pasó y por qué el cambio de último momento pues los dos documentos emitidos por la comisión de Derechos Humanos y una versión del documento del dictamen de la comisión de puntos constitucionales y ambos iban a favor con una bien sustentada información y manejo de en qué sentido era pertinente y adecuado lo que estaba siendo esta iniciativa y de un momento da un giro que no era el caso.

Señaló que en México no se puede tener democracia ni Estado de Derecho, ya que hay amplios sectores de la población LGBTI que no estén en plena capacidad de sus derechos ciudadanos.

Finalmente aseveró que se tiene la esperanza de que en Veracruz pueda darse el paso con la nueva legislatura.



Asentó que los legisladores tienen posibilidades de ponerse en esta dinámica de la avanzada de derechos humanos para la población veracruzana, sobre todo que lo ocurrido el día de ayer pueda ser un elemento argumentativo.